Un proyecto de:


La batalla del oficialismo y la oposición por buscar respaldo internacional

La batalla del oficialismo y la oposición por buscar respaldo internacional

La vicepresidenta de Nicolás Maduro se encontró con el jefe de la diplomacia rusa y Juan Guaidó continúa su gira por la región, esta vez en Brasil. | Por: AFP Y @JGUAIDO




Por: Proyecto Migración Venezuela @MigraVenezuela

marzo 01 de 2019

La disputa por el poder en Venezuela está librándose en varios frentes, desdes luego, también en el diplomático. En esta fase de movimientos diplomáticos, Guaidó recoge apoyos regionales y europeos, al tiempo que Estados Unidos y Rusia confrontan en la ONU, con votos y vetos, sus posturas frente al gobierno de Nicolás Maduro. El todavía presidente venezolano hace lo propio, y se mueve para mantener los respaldos que tiene.

El líder opositor Juan Guaidó, reconocido como presidente interino de Venezuela por más de 50 países, llegó este viernes a Paraguay, donde continuará su gira para reforzar sus apoyos y mantendrá reuniones con su el presidente Mario Abdo, que lo recibió con honores militares. 

En su anterior escala, Brasil, anunció que volverá a Venezuela "en los próximos días, a pesar de las amenazas", tras ser recibido por el presidente Jair Bolsonaro. El autoproclamado presidente llegó a Brasil en un avión de la Fuerza Aérea Colombiana después de su paso por el país, en donde asistió al concierto ‘Venezuela Aid Live’ y acompañó la jornada de la fallida entrega de ayuda humanitaria el 23 de febrero. También participó en la reunión del Grupo de Lima, en Bogotá, donde hizo un llamado para pedir que se estreche la estrategia diplomática internacional que ha sido llamada cerco diplomático.

Bolsonaro manifestó su respaldo a Guaidó: "No ahorraremos esfuerzos dentro de la legalidad, de nuestra Constitución y de nuestras tradiciones para que la democracia sea restablecida en Venezuela. Y sabemos que eso será posible a través, no sólo de elecciones, sino de elecciones limpias y confiables", dijo el mandatario. Brasil fue uno de los primeros países en rechazar la posibilidad de una intervención militar en Venezuela, y ha promovido el uso de las vías diplomáticas.

"Recibo amenazas personales y familiares, pero también amenazas de encarcelamiento por parte del régimen" de Maduro, dijo Guaidó en una declaración a la prensa junto a Bolsonaro. "Aun así, esto no va a evitar nuestro retorno a Venezuela", agregó.

Ahora que se encuentra en Paraguay, Guaidó aprovechó para anunciar que volverá a Venezuela " a más tardar el lunes". Maduro ya ha dado muestras de lo que le espera a su regreso, pues anunció que tendrá que responder por burlar la ley, al fin y al cabo la justicia afín al gobierno le había prohibido salir del país.

Mientras tanto, Nicolás Maduro también 'cuenta votos' y afina detalles de su estrategia internacional. Su vicepresidenta, Delcy Rodríguez, está en Rusia en una gira que busca reforzar la relación del Palacio de Miraflores con el Kremlin. Rodríguez aprovecha su viaje para reiterar que su país es "víctima de una agresión de Estados Unidos".

"Rusia continuará ayudando a las autoridades de Venezuela a resolver las dificultades económicas y sociales, incluso mediante la concesión de ayuda humanitaria legítima", declaró el jefe de la diplomacia rusa Serguéi Lavrov. El diplomático también anunció un envío de medicamentos para los venezolanos.

"Cooperamos con ustedes de manera muy estrecha y coordinamos nuestras acciones en la escena internacional. Esto tiene un significado particular en un momento en el que Venezuela se enfrenta a un asalto frontal y a una injerencia sin vergüenza en sus asuntos internos", dijo Lavrov, durante un encuentro con Delcy Rodríguez.

Esta misma semana, Rusia demostró una vez más su respaldo a Maduro cuando vetó una propuesta de resolución de Estados Unidos en el Consejo de Seguridad de la ONU que buscaba exigir elecciones libres en Venezuela. 


También en la ONU y también esta semana, el canciller del gobierno Maduro, Jorge Arreaza, reclamó por la intervención de Estados Unidos y denunció que ese país pretende derrocar al presidente. Las palabras las pronunció en el consejo de Derechos Humanos en medio del desplante de decenas de diplomáticos, entre ellos los miembros del Grupo de Lima, que se pararon y salieron del recinto como una clara señal de no otorgarle reconocimiento diplomático a Arreaza ni a la delegación que representaba. Algunos países de la Unión Europea enviaron a oficiales de rangos menores a la cita, lo que también se leyó como un mensaje implicito.

*Con información de AFP

 

 





VenezuelaJuan GuaidóRusia

¡Comparte!





Autorizo el tratamiento de mis datos conforme a la política de tratamiento de datos de SEMANA.