LOGOHEADERVENEZUELA

Mujeres migrantes participan en la construcción de la Política Pública en Barranquilla

La Oficina de la Mujer de la capital del Atlántico ha realizado 32 encuentros con las participantes (Crédito: Colprensa - Jairo Cassiani)
La Oficina de la Mujer de la capital del Atlántico ha realizado 32 encuentros con las participantes (Crédito: Colprensa - Jairo Cassiani)

25 mujeres venezolanas y colombianas retornadas participaron en la mesa de trabajo para la formulación del documento.

La Oficina de la Mujer de la capital del Atlántico ha realizado 32 encuentros con mujeres en todas sus diversidades y de diferentes localidades.

Hace 6 años Mayerlin Cordero llegó a Colombia procedente de Venezuela. No le fue fácil dejar atrás su entorno y desprenderse de su cotidianidad para adaptarse a una nueva vida en un lugar desconocido, con costumbres diferentes y personas que tal vez no le darían la bienvenida.

La mayor dificultad que encontró fue el acceso a derechos básicos como salud, educación y trabajo. Su condición de migrante sin Permiso de Protección Temporal (PPT) la mantenía al margen de las oportunidades que los gobiernos, Nacional y Local, ofrecen a los habitantes del territorio.

En la lucha por lograr esos derechos y normalizar su situación, se convirtió en lideresa comunitaria y apoya a otras migrantes venezolanas a regular su situación en Colombia, además de enseñarles los caminos para acceder a los beneficios que ofertan los programas sociales del país.

Mayerlyn y otras 24 mujeres participaron este jueves en una mesa de trabajo organizada por la Oficina de la Mujer de la Alcaldía de Barranquilla e Integra – Proyecto GESI de USAID, para recibir sus aportes en la construcción de la Política Pública de Mujeres y Equidad de Género, que tendrá vigencia por los próximos 10 años.

25 mujeres, entre venezolanas y colombianas retornadas participaron en la mesa de trabajo para la formulación las nuevas políticas públicas de la ciudad (Crédito: Colprensa - Jairo Cassiani)
25 mujeres, entre venezolanas y colombianas retornadas participaron en la mesa de trabajo para la formulación las nuevas políticas públicas de la ciudad (Crédito: Colprensa – Jairo Cassiani)

“Este encuentro tiene como objetivo la formulación de la Política Pública de Mujer y Equidad de Género de la Alcaldía de Barranquilla, a través de la transversalización del enfoque migratorio. Entonces queremos escuchar las voces de las mujeres migrantes para conocer las realidades que están viviendo en este momento, en acceso a derechos, en violencias basadas en género y en autonomía económica. Eso nos permite poder brindarle a la Alcaldía de Barranquilla unas indicaciones o unas sugerencias de cómo incluir el enfoque”, expresa Tatiana Cortez, consultora en Sistemas de Cuidado de Íntegra Proyecto Gesi de USAID.

La política actual del Distrito de Barranquilla fue formulada en 2013 y tiene vigencia hasta este año. En total se han realizado 32 mesas de trabajo, 22 de ellas con mujeres en todas sus diversidades, en diferentes localidades del territorio, y 10 mesas intersectoriales, como lo explica Shadia Ibrahim Peña, funcionaria de la Oficina de la Mujer y líder en Transversalización del enfoque de género.

(También le puede interesar: Cambio de políticas migratorias en EEUU ¿Qué significa esto para los migrantes?)

Como Mayerlyn, Zuneyka González encontró en Barranquilla la oportunidad para continuar con su vida, después de tener que salir de Venezuela. Cuando llegó tuvo que vivir varias necesidades, por eso tuvo la idea de crear la Fundación Mujeres Sin Fronteras, con un enfoque migratorio y de género.

“Ofrecemos todo el tema de asesoría y orientación con relación a la migración y enrutamiento para el acceso a derechos, y trabajamos todo el tema de sensibilización y prevención de violencia a través de diferentes dinámicas, talleres y ferias de servicios, entre otras actividades, para todo el tema de la prevención de violencia”, cuenta Zuneyka González, quien llegó a Colombia en diciembre de 2015.

Sobre las dificultades que encuentran las mujeres migrantes en Barranquilla, la presidenta de Mujeres sin Fronteras asegura que ha sido el acceso a los diferentes servicios el principal obstáculo que han encontrado.

“El tema del acceso a los diferentes servicios, por temas de documentación, o por temas de nacionalidad, ahí siempre ha estado la barrera número uno. Lamentablemente, una persona, si no se encuentra de manera regular, le niegan todos los accesos, a pesar de que existe una declaración de los derechos humanos y que todos somos humanos. Que podemos acceder a diferentes servicios sin importar la nacionalidad ni la condición migratoria, pero, pues lamentablemente se ha visto que eso realmente no se está cumpliendo”, manifiesta González.

Mujeres migrantes se reúnen en Barranquilla para discutir las próximas propuestas en materia de políticas públicas (Crédito: Colprensa - Jairo Cassiani)
Mujeres migrantes se reúnen en Barranquilla para discutir las próximas propuestas en materia de políticas públicas (Crédito: Colprensa – Jairo Cassiani)

La realidad de la migración venezolana hacia Colombia ha cambiado en los últimos 10 años. Según la USAID, a enero de 2022 más de 1,8 millones de personas habían salido de Venezuela con destino a Colombia, por eso la necesidad de incluir en la Política Pública a las mujeres migrantes que se encuentran en Barranquilla. La Oficina de la Mujer calcula que un 8% de los habitantes en Barranquilla son de nacionalidad venezolana.

“Estamos haciendo una mesa de trabajo con mujeres migrantes que residen en Barranquilla para identificar las barreras que están presentando en la ciudad para el acceso a sus derechos, así como una vida libre de violencias e incluir alternativas de solución que estén encaminadas a mejorar sus condiciones de vida”, señala Shadia Ibrahim.

La funcionaria indica que, además de mujeres migrantes, las mesas de trabajo se han realizado con mujeres afro, mujeres de la academia, mujeres trans, mujeres lesbianas y también con mujeres empresarias. Con estas últimas se ha buscado identificar las barreras que presenta el sector privado para la incorporación de mujeres en el mundo laboral.

(También: Se debe optimizar el único consulado de Venezuela en Colombia).

Para Mayerlyn Cordero es muy importante que sean escuchadas las mujeres migrantes, sobre todo porque muchos de los derechos y los beneficios no se han visto reflejados. Pero no solamente ellas como migrantes, sino todos los grupos poblacionales del género, para visibilizar sus problemáticas y sus realidades, y que sus necesidades sirvan de base para la construcción de la Política Pública.

Es muy importante, porque si bien hay una norma que nos da acceso a los derechos y programas, eso no se ha cumplido totalmente. Entonces, al hacer parte de la construcción de una política pública, estamos recibiendo un reconocimiento en nuestras condiciones de ser personas y que tenemos dignidad y el derecho a acceder a los beneficios del Gobierno”, manifiesta la lideresa.

Las mesas de trabajo iniciaron a mediados de 2022 y continuarán hasta mediados de este año, para luego formular un documento con toda la información recopilada y llevarlo al Concejo de la ciudad para su aprobación.