Un proyecto de:



¿Qué dicen los números sobre la trata de personas en contextos migratorios en Colombia?

Muchos venezolanos han sido víctimas por redes de trata de personas en todo el mundo. Las cifras para Colombia revelan un panorama preocupante que requiere atención.

DESCARGAR EL DOCUMENTO

VER EL DOCUMENTO




Por: Observatorio Proyecto Migración Venezuela @migravenezuela

mayo 22 de 2020

Desde el inicio de la crisis migratoria en 2015 hasta el 5 de mayo de 2020, la plataforma R4V estimó la salida de 5.095.283 migrantes desde Venezuela. Migración Colombia calculó a mayo de 2020 más de 1 millón 825 mil venezolanos radicados en Colombia. Dentro de ellos, se contabiliza a los migrantes regulares e irregulares que la autoridad migratoria colombiana estima se encuentran en Colombia. Aunque dentro de los migrantes en condición migratoria irregular se registra a quienes se les venció en determinado momento algún documento migratorio en territorio colombiano, la gran mayoría nunca tramitó alguna certificación. En otras palabras, la gran mayoría de migrantes en el país ingresó probablemente en condición irregular por una trocha.

 

El paso por las trochas ocurre por lo general pagando a un grupo criminal un impuesto de tránsito. Si no paga, simplemente no pasa la frontera o, en el peor de los casos, los delincuentes desaparecen a la persona. Estas redes han proliferado a lo largo de la frontera por la amplia cantidad de recursos que genera el control sobre el tráfico ilícito de migrantes. Aunque el tráfico de migrantes es diferente al delito de trata de personas, suelen estar correlacionados. Sin embargo, es poco lo que se sabe sobre víctimas de trata de personas desde Venezuela.

 

El Observatorio del Proyecto Migración Venezuela y la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC) lograron obtener información pública del Ministerio del Interior que permite realizar un acercamiento al problema.

 

 

EL PROBLEMA DE LAS CIFRAS

Antes de abordar las cifras sobre la trata de personas es importante conocer una característica de este delito. Existe determinada complejidad para el análisis del fenómeno desde los datos y las cifras. Hay un amplio subregistro de casos a nivel nacional por la naturaleza misma del fenómeno. Identificar a las víctimas de trata es de por sí difícil. Existen muchas razones para que esto sea así, como: la capacidad del crimen organizado para ocultar sus operaciones; el sometimiento de las víctimas que les impide denunciar; dificultades en el acceso a la justicia, etc.

 

 

Todas las víctimas fueron captadas mediante engaño con ofertas laborales fraudulentas. El 52,9% de las víctimas identificadas tenían como finalidad la explotación sexual y el 32,3% tenía como objetivo realizar trabajos o servicios forzados. La finalidad varía de acuerdo al sexo también. Los hombres fueron captados en su totalidad para realizar trabajos, mientras que, la trata de mujeres tenía una finalidad más amplia, pero con la característica principal de ser captadas para explotación sexual.

 

 

La mayoría de víctimas son mujeres jóvenes. Por cada hombre que es víctima de trata de personas hay al menos 3 mujeres migrantes víctimas de este delito. Además, 63% de las mujeres que son captadas tiene entre 10 y 30 años de edad. Por el contrario, 19% de los hombres son explotados en un rango de edad entre los 24 y 29 años. En otras palabras, las mujeres son captadas a menor edad que los hombres.

 

 

Aunque exista un subregistro de casos, esto no quiere decir que no esté ocurriendo el delito de trata de personas. Todo lo contrario, a pesar del bajo número de casos, año a año vienen aumentado las víctimas venezolanas identificadas. Esto, que ya es de por sí anormal por las características encubiertas del delito, es un indicio muy fuerte de que la trata de personas está ocurriendo a mayor escala.

 

Probablemente ello obedezca a la cantidad de migrantes que se encuentran en situación de vulnerabilidad y que son aprovechados por redes criminales que ven una oportunidad para lucrarse con la vida de otra persona.

 

Por este motivo, hay que aumentar las campañas de prevención para evitar que los migrantes sean víctimas de la trata de personas, y del mismo modo aumentar las denuncias. También es necesario preparar a más funcionarios públicos para abordar de manera adecuada este delito, por ejemplo en la identificación sobre posibles casos o en capacitar a funcionarios en la atención que se le da a la víctima, para que esta no sea revictimizada cuando denuncia.

 

 

 






Bases de datos útiles que construimos en el laboratorio y otras de entidades públicas y privadas. Están disponibles para descargar.









Autorizo el tratamiento de mis datos conforme a la política de tratamiento de datos de SEMANA.


Nuestros aliados: