Un proyecto de:


¿Son los migrantes los responsables de la criminalidad en Bogotá?

¿Son los migrantes los responsables de la criminalidad en Bogotá?

De acuerdo con los panelistas, los pronunciamientos de López podrían llevar a un repunte de la violencia contra los migrantes venezolanos. | Por: ESTEBAN VEGA




Por: Laura Cristancho @Lauracamila_cc

marzo 12 de 2021

Por cuenta de las declaraciones de la alcaldesa de Bogotá, Claudia López frente a la participación de un migrante venezolano en la muerte del patrullero Edwin Caro, se abrió nuevamente el debate sobre la supuesta relación entre la migración masiva de venezolanos y el aumento en la inseguridad en la capital del país.

 

Para analizar esta situación y las consecuencias del discurso estigmatizante de la alcaldesa, el  Proyecto Migración Venezuela realizó el conversatorio virtual Seguridad y xenofobia: ¿Qué dicen los expertos?  con César Restrepo, director de seguridad urbana de ProBogotá, Marisol Gómez, concejala por el Movimiento Bogotá para la Gente,  y Jerónimo Castillo, director de Seguridad y Política Criminal de la Fundación Ideas para la Paz.

 

Más allá de la errada relación de causalidad entre criminalidad y migración, para César Restrepo, lo que hay en Bogotá es desconocimiento y un gran problema de diagnóstico frente a los niveles de la criminalidad en la ciudad que, según Restrepo, opera de forma distinta en cada localidad.

 

“Aquí falta invertir recursos, tiempo, equipos de trabajo para entender las dinámicas de Bogotá. Hay que dejar de hablar de la ‘seguridad de Bogotá’  y empezar a hablar de la seguridad de Teusaquillo, de la seguridad de Barrios Unidos, de la seguridad de Usaquén para comprender los fenómenos en lo local y poder comprender qué tanto se entrelazan y generan las dinámicas”, recomendó Restrepo. 

 

Por su parte,  para la concejala Marisol Gómez, las declaraciones de López no solo son equivocadas al estigmatizar de forma generalizada a la población migrante venezolana como partícipe de la delincuencia, sino que además — y en concordancia con la posición del vocero de ProBogotá— dejan ver una lectura equivocada por parte de la funcionaria del panorama de hurto, inseguridad y homicidio en la capital colombiana.

 

Migración Colombia recordó este jueves que según cifras del Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario (INPEC), en Colombia hay un poco más de 97 mil detenidos y de ellos menos del 1,8% son de nacionalidad venezolana.  

 

“La alcaldesa dice ‘matan antes de robar’ y ahí es donde se equivoca porque no se da cuenta que entre los que matan participan tanto colombianos como venezolanos y de hecho ese porcentaje de venezolanos es mínimo con respecto a los colombianos involucrados en delitos de homicidio y hurto", indicó Gómez tras coicidir con el señalamiento de la alcaldesa de que en Bogotá hay bandas que están a colombianos y a venezolanos para delinquir. 

 

 

Desde la Fundación Ideas para la Paz, Jerónimo Castillo indicó que las “declaraciones xenofóbicas y discriminatorias” de la alcaldesa hacen parte de una lógica de polarización del lenguaje y que, como parte de ese discurso, se están buscando explicaciones a la percepción de inseguridad en sitios comunes como el consumo de drogas, los migrantes y la población joven. Todo esto sin ocuparse realmente de comprender las estructuras criminales y diseñar una política pública de seguridad clara para afrontarla.  

 

Desde esta organización  hab encontrado  — asegura — que no hay relación alguna entre el ingreso de venezolanos al país y las condiciones de inseguridad. "Esto qué quiere decir: que ni la condición de inseguridad se explica por la llegada de los migrantes, ni las reducciones en la inseguridad del 2020 se explican por las mismas dinámicas de migración. Lo que sí es una constante en ambos casos son los discursos discriminatorios de los funcionarios públicos”, añadió el investigador.

 

 

¿La estigmatización podría traducirse en violencia? 

 

En el intento de la alcaldesa López por poner pasaporte al crimen  — según el director de seguridad de Probogotá, César Restrepo — esto impide que el foco de la ciudadanía y las autoridades se ubiquen en los verdaderos problemas de inseguridad y no en un grupo poblacional en particular, ya que los pronunciamientos de la mandataria podrían terminar en “resultados catastróficos” para la población migrante. 

 

“La violencia contra este grupo poblacional va a aumentar. Es un error de visión del gobierno y termina tomándose el interés político electoral del gobernante por encima de la necesidad de descubrir las claves detrás del recrudecimiento de la inseguridad”, sostuvo Restrepo. 

 

Al respecto, Jerónimo Castillo, mostró una posición distinta pues, asegura que sería equivocado responsabilizar exclusivamente a la alcaldesa Claudia López de una eventual movilización de violencia contra los venezolanos en Bogotá. Esto último, considerando que "sus afirmaciones tienen eco en un sustrato social que de por sí solo ya opera desde unos imaginarios excluyentes y discriminatorios". 

 

No obstante, está de acuerdo con Restrepo en que, en tanto figura pública y en una posición de toma de decisión, es irresponsable el que la alcaldesa se refiriera a la muerte del patrullero Edwin Caro, desde la estigmatización de un sector de la población que habita en Bogotá.  

 

“La alcaldesa y muchos otros mandatarios no están reconociendo la responsabilidad política que tienen de enviar el mensaje correcto con respecto a la población migrante. Y en su lugar lo que hacen frente a un incidente tan desafortunado como el del 10 de marzo, es generar un discurso de discriminación y de división de la sociedad”, argumentó Castillo. 

 


«Es una constante los discursos de discriminación y xenófobos por parte de los funcionarios, que están dedicados a culpar a los extranjeros de la situación de seguridad en varias partes del país»

Jerónimo Castillo

Fundación Ideas para la Paz


 

 

En esta misma línea, la concejala Marisol Gómez, señaló que si bien no hay certeza de que los estereotipos y  las generalizaciones como “es venezolano es ladrón, es venezolano es delincuente” se traduzcan en hechos violentos, sí es cierto que el riesgo de que esto suceda incrementa con el pronunciamiento de Claudia López. 

 

Advirtió que un  alcalde tiene que medir sus palabras, sobretodo porque es una persona que permanentemente está en el ojo de la ciudadanía, que tiene una alta exposición en medios.

 

Finalmente, en relación con el modo en que la implementación del Estatuto Temporal de Protección para Migrantes Venezolanos (ETPV) podría ayudar a combatir el estigma de criminalidad que ha sido atribuido a la migración masiva venezolana, desde la dirección de seguridad urbana de ProBogotá, César Restrepo, sostuvo que esa relación inescrupulosa entre pobreza, crimen y violencia es un irrespeto a una gran parte del país y advirtió que es posible que el ETPV cambie el tono en la conversación frente a los migrantes entre la ciudadanía. 

 

Puntualizó el investigador en temas de seguridad que el Estatuto tiene un gran beneficio para conocer a la población migrante venezolana y entender quiénes son las personas que están llegando y así poder diseñar buenas políticas públicas para integrarlos a la sociedad y hacerlos un activo de la nación. 

 






¡Comparte!





Al suscribirme, acepto los términos y condiciones y autorizo el tratamiento de mis datos personales conforme a las finalidades y demás condiciones descritas en la política de tratamiento de datos personales de SEMANA.

Nuestros aliados: