Un proyecto de:


¿Por qué el estatuto no es un tema político ni impulsará ninguna campaña?

¿Por qué el estatuto no es un tema político ni impulsará ninguna campaña?

El estatuto está diseñado para regularizar a casi un millón de venezolanos que se encuentran en el territorio nacional. | Por: RAFAEL SULBARÁN




Por: Rafael David Sulbarán @rafaeldsulbaran

febrero 13 de 2021

El lanzamiento del Estatuto Temporal para Migrantes Venezolanos ha generado reacciones y comentarios a favor y en contra de su aplicación. Alrededor de informaciones como esta siempre existen mitos, noticias y datos falsos que alimentan la desinformación y terminan haciendo daño, tanto a la comunidad señalada, como a los que replican estas publicaciones. En este caso, una de las especulaciones alrededor es que con la medida, ahora los venezolanos podrán votar en Colombia, cosa que es totalmente falsa.

 

El estatuto no representa un tema político y mucho menos un acto para impulsar la campaña electoral que en este año 2021 mostrará los posibles candidatos a la silla presidencial que se elegirá en 2022. Se debe entender por qué no es un acto electoral: sencillamente porque ningún extranjero puede votar en una elección nacional.

 


El ETPV no genera una cédula, por lo tanto no otorgará la nacionalidad a diestra y siniestra. La falsa creencia de que al ser nacionales ya podrán votar es desmentida por la ley 1070 de 2006.


 

 

El senador Gustavo Bolívar pisó el peine de la desinformación al escribir en su cuenta de Twitter que el Presidente Iván Duque, con esta medida, busca otorgar cédulas a venezolanos para que puedan participar en el evento electoral del año próximo.

 

“A venezolanos los tratan como parias, los culpan de nuestra inseguridad que es endémica y centenaria y los excluyen de las vacunas. Pero como vienen elecciones Duque les ofrece nacionalidad. Lo mismo hizo Chávez, cedular colombianos para asegurar votación. Cada vez más castrochavistas”, expresó el senador Gustavo Bolívar en su cuenta de Twitter. Enseguida le llovieron las críticas y luego de unas horas pidió disculpas durante el programa Semana TV este martes.

 

“En esa parte ofrezco disculpas, tuve una pifia como la puede tener cualquiera y esa fue la embarrada (...) Tenía muy fresco lo que había pasado en Venezuela con Chávez que hizo algo parecido que fue cedular a dos millones de colombianos, obviamente con fines electorales y lo segundo que tenía muy fresco de la campaña de 2018, donde los venezolanos, aprovechándose la gente de sus estatus migratorio y su hambre, les pagaban para que salieran a los TransMilenios a denigrar de la Colombia Humana a decir que nos íbamos a volver como Venezuela. Entonces sentí que esa utilización volvería, pero no medí los tiempos del estatus migratorio que tienen y de lo que les estaba ofreciendo el Gobierno, que indudablemente no les alcanza para votar en las elecciones de 2022”, indicó el congresista.

 

Pero lo hecho, hecho está. Este tipo de información corre como agua por la calle y se siembra en el imaginario colectivo.

 


«Los extranjeros residentes en Colombia podrán votar en las elecciones y consultas populares de carácter municipal y distrital, del último lugar donde hayan fijado su domicilio»
Ley 1070 de 2006.


 

 

Para desmitificar esa falsa idea de que los venezolanos pueden votar en Colombia debemos citar una ley que se promulgó en el año 2006.
Primero, analicemos algo: el ETPV no genera una cédula, por lo tanto no otorgará la nacionalidad a diestra y siniestra. La falsa creencia de que al ser nacionales ya podrán votar es desmentida por la ley 1070 de 2006 la cual establece que ningún extranjero podrá votar en elecciones presidenciales.

 

El instrumento jurídico en su primer artículo argumenta que “Los extranjeros residentes en Colombia podrán votar en las elecciones y consultas populares de carácter municipal y distrital, del último lugar donde hayan fijado su domicilio”.

 

En su segundo artículo la ley sostiene: “Las elecciones en las que podrán participar los extranjeros residentes en Colombia serán las de alcaldes Distritales y municipales, Concejos Distritales y municipales, y Juntas Administradoras Locales Distritales y municipales en todo el territorio Nacional”. Queda bien claro entonces que los ciudadanos venezolanos o de cualquier otra nacionalidad no pueden votar para las presidenciales o en las elecciones al congreso.


Un extranjero, si quiere votar en las mencionadas elecciones regionales, debe ser residente y para eso debe cumplir con una serie de requisitos, entre los cuales se encuentra la permanencia en el país durante cinco años corridos bajo el amparo de una Visa de Migrante (Visa M) en sus diferentes versiones o una Visa de Visitante (Visa V).


El estatuto entre sus objetivos principales deja bien claro que se trata de un instrumento especialmente diseñado para regularizar a casi un millón de venezolanos que no cuentan con permisos o papeles para establecerse en el país y para aquellos que estando con estatus migratorio regular deseen residenciarse oficialmente en el país. Para esto, el ETPV les ofrecerá las herramientas para integrarse a la sociedad teniendo garantías laborales, de seguridad social, de educación, seguridad, vivienda entre otros beneficios, para alinearse y entrar en el régimen ordinario en un período máximo de diez años donde se buscará la obtención de una visa de residente.

 

“El estatuto representa una oportunidad para que los venezolanos que deseen quedarse en el país, tengan todas las condiciones y oportunidades para hacerlo. Podrán acceder al sistema de seguridad social, ser beneficiarios en salud, educación, tendrán mayor posibilidades de encontrar empleos formales, insertarse en el sistema bancario y además, sumar años que les permitan reunir las condiciones para ser residentes”, explicó el director de Migración Colombia Juan Francisco Espinosa.


Espinosa sostiene que el instrumento no está diseñado para usarlo como un producto político o como un método para ganar votos y buscar que los migrantes venezolanos tengan participación electoral. “Ningún extranjero, ya sea venezolano o de cualquier otra nacionalidad, puede votar en las elecciones presidenciales”, aclaró.

 






¡Comparte!





Al suscribirme, acepto los términos y condiciones y autorizo el tratamiento de mis datos personales conforme a las finalidades y demás condiciones descritas en la política de tratamiento de datos personales de SEMANA.

Nuestros aliados: