LOGOHEADERVENEZUELA

La historia del único venezolano que jugó un Mundial de fútbol

Danny Alves nació en Caracas en el año 1983. | Por: ESTEBAN VEGA LA-ROTTA - SEMANA

Aunque en Venezuela el deporte más popular es el béisbol, el fútbol también cuenta con una gran cantidad de seguidores en este país que lo observan y practican cada fin de semana.

Como bien se sabe, la selección venezolana nunca ha clasificado a un Mundial de fútbol desde que este se juega cada cuatro años desde 1930 cuando el primer campeón fue Uruguay y el subcampeón fue el combinado argentino. Esa cita se realizó en suelo charrúa.

Ahora, en la actualidad, José Néstor Pekerman, vigente director técnico de Venezuela, tiene un objetivo claro y ese es clasificar al Mundial que se va a disputar en Estados Unidos, México y Canadá en el 2026, teniendo en cuenta que en este se hará el primer formato con 48 selecciones.

Aunque la Vinotinto no ha contado con la fortuna de avanzar a un certamen de esta categoría, a pesar de la clase de futbolistas que ha tenido, sí hay un venezolano que tuvo la oportunidad de jugar un Mundial de fútbol y este es Danny Alves, pero no el brasileño.

Danny Alves, cuyos padres son portugueses, nació en Caracas, capital de Venezuela, en el año 1983. Creció en esta ciudad e hizo parte del equipo Santo Tomás de Villanueva, y, luego, sus familiares se lo llevaron para Portugal con el objetivo de mostrar su talento.

En este país europeo empezó a jugar en las divisiones menores de algunos equipos de Madeira y la selección portuguesa vio su talento y inició a llamar para que hiciera parte de los grupos, desde la categoría Sub – 17, pasando por la Sub – 20, hasta llegar a la mayores.

Ya siendo profesional, Danny Alves desarrolló la mayor parte de su carrera en el Zenit de San Petersburgo de la liga rusa. Estando allí, fue convocado por Portugal para jugar el Mundial de Sudáfrica 2010 y además de ser compañero de Cristiano Ronaldo, llevaba la dorsal número 10.

En la actualidad, Danny tiene 39 años y se retiró en el 2018. Su último equipo fue el Marítimo portugués. Se destaca que Alves siempre quiso jugar con Venezuela, sin embargo, nunca fue convocado, por lo que decidió vestir la camiseta roja del país europeo.

Por: Carlos Cañas @carlosarboleda6