Un proyecto de:


Recaudan 954 millones de dólares para atender crisis de refugiados venezolanos

Recaudan 954 millones de dólares para atender crisis de refugiados venezolanos

La ministra de Desarrollo Internacional de Canadá, Karina Gould, fue la anfitriona del evento internacional. | Por: GOBIERNO DE CANADÁ




Por: Proyecto Migración Venezuela @MigraVenezuela

June 17 de 2021

 

La Conferencia Internacional de Donantes en Solidaridad con Refugiados y Migrantes Venezolanos aumentó la visibilidad de la segunda mayor crisis de desplazamiento del mundo. Además del monto en donaciones, se comprometieron 600 millones de dólares en préstamos.

 

La solidaridad de los países del mundo se puso a prueba, este jueves, en la Conferencia Internacional de Donantes en Solidaridad con los Refugiados y Migrantes Venezolanos, convocada por el Gobierno de Canadá en colaboración con Acnur y la Organización Internacional para las Migraciones (OIM).

 

Los países donantes destinaron un total de $ 1.500 millones de dólares en financiamiento, incluidos $ 954 millones de dólares en subvenciones y $ 600 millones de dólares en préstamos. Dentro de esta cantidad, Canadá prometió $ 115,4 millones de dólares canadienses, según anunció Karina Gould, ministra de Desarrollo Internacional de Canadá.  "Sigamos demostrando el espíritu de innovación y colaboración, para que demostremos liderazgo y solidaridad con los países receptores de migrantes y refugiados venezolanos", dijo Gould al finalizar la videoconferencia. 

 

La cifra de donaciones (954 millones de dólares) se quedó corta con respecto a la petición que habían hecho los países de acogida para atender la crisis migratoria de venezolanos durante este año. El Plan Regional de Respuesta a Refugiados y Migrantes 2021, a través de sus 159 socios, había pedido a los países donantes contribuir con un monto de 1.440 millones de dólares para proporcionar apoyo a 3,3 millones de refugiados y migrantes de Venezuela y a las comunidades de acogida que se enfrentan a las mayores necesidades en 17 países de América Latina y el Caribe.

 

Este financiamiento se destinará a la asistencia humanitaria inmediata, que incluye refugio, alimentos, agua, saneamiento e higiene, salud y protección para los afectados por la crisis. También apoyará la asistencia para el desarrollo a más largo plazo para mejorar el acceso a una educación de calidad y la integración de los refugiados y migrantes venezolanos, así como para fortalecer los servicios públicos en los países y comunidades de acogida.

 

El presidente de Colombia, Iván Duque, fue el primero en participar en la conferencia virtual, en la que reiteró que la política de su Gobierno ha sido fraterna con los ciudadanos del vecino país, a tal punto que es la nación que más migrantes y refugiados ha acogido desde que comenzó el éxodo masivo en el año 2015. 

 

Duque sostuvo que la mesa de donantes internacional es una oportunidad de visibilización, ya que el reto de atender esta emergencia necesita desembolsos. Y recordó que la crisis de desplazamiento de Siria recibe un aporte de 3.000 dólares por cada refugiado y la de Sudán recibe más de 1.600 dólares por cada persona, mientras que en el caso del éxodo venezolano solo han recibido 300 dólares por cada migrante o refugiado.

 

El mandatario colombiano insistió en que Colombia ha tenido un enfoque de derechos humanos que queda en evidencia con la implementación del Estatuto Temporal de Protección para los migrantes venezolanos, el cual suma más de un millón de personas registradas en su primer mes de puesta en marcha.

 

 

Los países receptores y los donantes, así como los actores de la sociedad civil y del sector privado, reflexionaron sobre los avances realizados hasta la fecha e identificaron las acciones futuras necesarias para mantener el enfoque de integración en la crisis. Fundamentalmente, los participantes escucharon directamente a los refugiados y migrantes afectados, quienes compartieron sus historias de dificultades y esperanza.

 

“Estamos en una coyuntura crítica. La pandemia de la covid-19 ha golpeado a América Latina y el Caribe con especial ferocidad, en un momento en que luchan por responder al segundo mayor desplazamiento mundial de personas fuera de su país", puntualizó el Alto Comisionado para los Refugiados, Filippo Grandi. 


Grandi recalcó el hecho de que la responsabilidad de proteger y asistir a los venezolanos y a las comunidades que los acogen no puede recaer únicamente en los países de la región, sino que debe ser compartido por la comunidad internacional en general.

 

Por su parte, António Vitorino, director General de la OIM, sostuvo que financiar tanto la respuesta humanitaria a las personas necesitadas como el aumento al apoyo a la integración socioeconómica, deben seguir siendo una prioridad.

 

Durante su intervención en la conferencia, Juan Carlos Viloria, presidente de la Federación Coalición por Venezuela, afirmó que los venezolanos están en la disposición de trabajar conjuntamente con agencias de cooperación y entidades de los gobiernos receptores.  "Tan grandes como los retos debe ser nuestra respuesta, las organizaciones lideradas por refugiados y migrantes somos aliados estratégicos y esenciales", añadió. 

 

El número de refugiados y migrantes que salen de Venezuela aumenta a diario, lo que la convierte en la segunda crisis de desplazamiento internacional más grande del mundo, con más de 5,6 millones de personas que han abandonado o huido del país desde el año 2015. 

 






¡Comparte!





Al suscribirme, acepto los términos y condiciones y autorizo el tratamiento de mis datos personales conforme a las finalidades y demás condiciones descritas en la política de tratamiento de datos personales de SEMANA.

Nuestros aliados: