Un proyecto de:


¿Qué está haciendo Bogotá por los migrantes venezolanos en medio de la crisis sanitaria?

¿Qué está haciendo Bogotá por los migrantes venezolanos en medio de la crisis sanitaria?

Miguel Ángel Barriga, director territorial de la Secretaría de Integración Social, comentó que junto al GIFM se han entregado principalmente transferencias monetarias. | Por: SECRETARÍA DE INTEGRACIÓN SOCIAL




Por: Natalia Prieto C. @nataliaPC_

junio 02 de 2020

Con 357.586 ciudadanos venezolanos a la fecha, Bogotá sigue concentrando la mayor cantidad de migrantes en el país. Si bien es 1% menos que en el último registro de febrero, debido a los retornos voluntarios que se han presentado a raíz de la pandemia, la situación de vulnerabilidad se mantiene.

 

En Colombia la gran mayoría de estos ciudadanos trabajan en la economía informal. Se estima que alrededor del 90% depende de las ventas ambulantes y los trabajos informales. En medio de un país parcialmente paralizado debido al aislamiento preventivo por la covid-19, muchos no han podido generar ingresos para cubrir sus gastos básicos de alimentación y pago de arriendos.

 

En la capital del país el dinero de la cooperación internacional sigue siendo el principal patrocinador de las ayudas humanitarias. En acciones articuladas entre la Secretaría de Integración Social e instituciones como ACNUR, OIM y las diferentes organizaciones que pertenecen al Grupo Interagencial de Flujos Migratorios Mixtos (GIFMM) se han llevado a cabo diversas acciones humanitarias desde que inició la pandemia.

 

Miguel Ángel Barriga, director territorial de la Secretaría de Integración Social, comentó que junto al GIFM se han entregado principalmente transferencias monetarias. La labor inicia a partir de servicios de la Secretaría, así como de otras entidades del Distrito, caracterizando a las personas que recibirán las transferencias resultantes de la cooperación internacional. “Por el momento tres organizaciones tienen transferencias monetarias para los migrantes durante la pandemia: el Programa Mundial de Alimentos tiene 20.000; Save The Children tiene 2.000; y Acción Contra el Hambre, otras 1.000” dijo.

 

Estas transferencias monetarias juegan un rol fundamental en la atención a los migrantes pues, debido a la pandemia, las organizaciones humanitarias no han podido continuar con el trabajo en calles, en albergues o en comedores comunitarios. Además, porque, a pesar de que el pasado 25 de marzo la Alcaldía Mayor de Bogotá emitió el decreto 093 que prohibió a los arrendatarios a desalojar a sus inquilinos por falta de pago, esta práctica no ha cesado y los venezolanos muchas veces terminan en las calles sin un techo.

 

Barriga explicó que la Secretaría cuenta con un centro de alojamiento transitorio en funcionamiento. Así mismo, realiza la referenciación a través de la activación del Centro Integral de Ayuda al Migrante (CIAM) para los alojamientos transitorios que tiene OIM (cerca de 350 cupos); los hoteles que tiene ACNUR, donde actualmente hay 40 migrantes, y otros entregados por la Cruz Roja.

 

También desde el CIAM se están entregando canastas alimentarias propios de la atención a migrantes. Estos hacen parte de los mercados de orden nacional que se acordaron con la Gerencia Nacional de Fronteras y algunos que se reciben por donaciones. Uno de los objetivos a futuro es convertir el lugar en un Centro Distrital de Referencia para la Estabilización del Migrante y Refugiado, que los ayude a regularizar su situación migratoria e insertarse laboral y socialmente en la ciudad.

 

“Queremos tener un gran centro distrital que tenga satélites en algunas de las subdirecciones locales de integración social de manera más itinerante. Poder entregar  otro tipo de servicios más inmediatos como ticket solidario de dormida digna, ticket solidario de comida caliente o ticket solidario de movilidad”, explicó el director. Actualmente este proyecto se está ajustando y esperan que también se puedan incluir servicios en los centros locales de integración social como lavanderías y duchas comunitarias, entendiendo también la situación de los migrantes caminantes y habitantes de calles.

 

Actualmente, aunque hay una transformación de los servicios y las aperturas para evitar aglomeraciones, el centro está abierto de lunes a sábado de 10:00 a.m. a 4:00 p.m. Allí y en las 16 subdirecciones locales de la Secretaría de Integración, los migrantes que necesiten este tipo de ayudas podrán ser atendidos. 

 

Con esto, la Alcaldía responde a muchas de las críticas que surgieron tras la declaración de la alcaldesa al inicio de la pandemia, en las que aseguró que la responsabilidad de atender a los migrantes le correspondía al Gobierno nacional, pero también empieza a cumplir una de sus promesas en el Plan Distrital de Desarrollo, que asegura que atenderá al 100% de los venezolanos que derivan de los flujos migratorios mixtos.






¡Comparte!





Al suscribirme, acepto los términos y condiciones y autorizo el tratamiento de mis datos personales conforme a las finalidades y demás condiciones descritas en la política de tratamiento de datos personales de SEMANA.

Nuestros aliados: