Un proyecto de:


"No dejamos los cambuches porque solo nos ofrecen tres días en los albergues"

El grupo de viajeros exige que los lleven pronto a la frontera. | Por: ANDRÉS




Por: Proyecto Migración Venezuela @MigraVenezuela

junio 16 de 2020

Los migrantes venezolanos que armaron un campamento improvisado en el separador la Autopista Norte, de Bogotá, no aceptan irse a los albergues que les ofrecen autoridades y organizaciones humanitarias, ya que según ellos solo los podrán alojar por tres días. 


Así lo aseguró una de las líderes del grupo de 486 venezolanos, identificada como Milagros.  “Nos han ofrecido refugios, efectivamente, pero por tres días, ¿y los demás días qué? Nosotros no queremos irnos a un refugio, queremos irnos a nuestro país. Yo me siento aquí como un estorbo, sin hacer nada”, expresó la migrante en una declaraciones a una emisora de radio.

 

Desde hace casi cuatro semanas, en esta arteria vial, una de las salidas más concurridas de la capital colombiana, familias enteras esperan allí por ser trasladados hasta la frontera, principalmente en Norte de Santander, y regresar a sus casas en Venezuela. En el asentamiento hay 136 niños y 22 mujeres embarazadas. Algunos han optado por irse caminando, pero es un viaje largo con aproximadamente 500 kilómetros de recorrido.

 

La Secretaría de Salud de la Alcaldía de Bogotá les ha colaborado con presencia permanente y un monitoreo de la salud de todos, en especial  embarazadas, niños y adultos mayores. El Distrito les ha ofrecido en múltiples ocasiones realizarse la prueba de la covid-19. “No nos estamos negando a hacernos las pruebas, solo estamos esperando un visor de la Cruz Roja para que haga presencia en día de las pruebas, solamente”, dijo la líder del campamento, quién agregó que quieren asegurarse de la veracidad de la información recabada en los test. 

 

El pasado martes, la diputada venezolana Gaby Arellano, denunció que un grupo de infiltrados del gobierno de Nicolás Maduro están pagando a personas para que monten cambuches en las calles de Bogotá y otras ciudades del país para generar alteración del orden público. Ante esta acusación, la migrante alegó que es totalmente falso.


“Aquí nadie se conocía, aquí llegamos todos por una necesidad y no estamos recibiendo plata de ningún ente, ninguno, ni venezolano ni colombiano en apoyo, ninguno. Aquí no tenemos ninguna diputada ayudándonos, aclaro eso porque están diciendo que estamos haciendo disturbios, señores aquí estamos en son de paz, a los policías les colaboramos, a los periodistas les colaboramos, a la gente de salud les colaboramos, aquí no estamos haciendo nada de eso”, dijo la migrante.

 

La Policía Nacional mantiene una constante vigilancia del campamento y según denuncian los migrantes antes no dejaban pasar comida de personas que llegaban a donar, pero en los últimos días si les han permitido recibir donaciones de alimentos que llevan vecinos y asociaciones humanitarias. “Comemos por la misericordia de Dios. Le pone el sentido al corazón a esas personas que paran. Los policías no están dejando que personas hagan donaciones y aquí se bebe agua todos los días, la necesidad es grande”, puntualizó la venezolana.

 

Sin embargo, una fuente del Grupo Interagencial de Flujos Mixtos Migratorios (GIFMM) informó al Proyecto Migración Venezuela que a los migrantes que se encuentran asentados en el separador de la Autopista Norte, les ofrecieron alojarnos por 10 días en los albergues de la OIM.

 






¡Comparte!





Al suscribirme, acepto los términos y condiciones y autorizo el tratamiento de mis datos personales conforme a las finalidades y demás condiciones descritas en la política de tratamiento de datos personales de SEMANA.

Nuestros aliados: