Un proyecto de:


Emprendimiento venezolano, finalista a desafío de tecnología en Estados Unidos

Emprendimiento venezolano, finalista a desafío de tecnología en Estados Unidos

En diciembre se elegirán a los cinco ganadores del TPrize Challenge de MIT 2021. | Por: MARIO FRANCO




Por: Nahomi Ruiz Moreno @Nahomiruizm

octubre 20 de 2021

 

La organización Voices of Venezuela clasificó entre los 10 seleccionados al TPrize Challenge de MIT 2021, por la iniciativa de brindar información de servicios a migrantes venezolanos en Colombia a través de un bot en WhatsApp.

 

Voices of Venezuela está realizando un trabajo que impacta positivamente a la población migrante y retornada en el país. Inicialmente, era una iniciativa en Facebook donde Nery Santaella subía videos explicativos de temáticas que les permitieran a los migrantes integrarse en Colombia. 

 

Usó sus propias experiencias para ayudar a otros y resolverles sus inquietudes sobre acceso a derechos y a servicios a través de esta red social. Los videos eran cortos y poco a poco fueron teniendo más alcance y comentarios públicos. 

 

Y, ante los desafíos de conectividad para esta población y, para tener más privacidad tanto para el migrante que necesitaba sentirse seguro al exponer sus inquietudes sin ser juzgado, como para ella,  se le ocurrió la idea de migrar de Facebook a WhatsApp. Nery quería ofrecer todo tipo de información y que el migrante tuviera total libertad para preguntar. “A veces a las personas le da pena y temor preguntar y yo quería evitar eso, ayudarles con toda la información posible para que no se sintieran solos”, contó Santaella al Proyecto Migración Venezuela. 

 

Esta iniciativa fue seleccionada como una de los 10 finalistas a nivel global para el TPrize Challenge de Massachusetts Institute of Technology (MIT) 2021, que se enfoca en soluciones tecnológicas para América Latina y el Caribe que apoyen el acceso a oportunidades de aprendizaje permanente en torno a la inserción laboral y el trabajo del futuro. 

 

Nery Santaella relata que creó una línea de atención y pasaron, en un par de semanas, de tener un promedio de 40 preguntas, a tener miles de chats al día. En ese momento tomaron la decisión de incursionar mucho más en la tecnología y crear un bot, un programa informático que realiza tareas de manera automática imitando el comportamiento que haría un humano y, de esta manera, reemplazando labores de manera repetitiva. En este caso, responde a las consultas de los migrantes que solicitan información en la línea de Whatsapp de Voices of Venezuela

 

“Se suele hablar negativamente de las plataformas de mensajería o de las redes sociales pero si las vemos de otra manera y las utilizamos de la manera correcta y con la mejor intención pueden surgir cosas como nuestro proyecto para impactar positivamente a nuestra comunidad migrante”, sostiene la líder venezolana. 

 

Ramona fue el nombre asignado para ese bot que tenía preguntas relacionadas con servicios. Y el programa fue adicionando preguntas de acuerdo a las necesidades que fueron descubriendo en la población objetivo.  Aquellas que más se repetirán. Esto, para que el agente que está pendiente de la línea no tuviera que responder la misma pregunta en repetidas ocasiones sino que estuviera disponible para casos específicos. 

 

Desde ese momento, las puertas se fueron abriendo y el proyecto de Voices of Venezuela fue seleccionado por  la Agencia para el Desarrollo Internacional (USAID) para el programa de Gobernabilidad Regional, una iniciativa que apoya a gobiernos locales y al gobierno nacional para mejorar la prestación de servicios públicos en poblaciones vulnerables. 

 

Fueron asesorados y dieron inicio al proyecto La Migra Ruta, en Norte de Santander, el cual asesoraba a la población en Cúcuta, Puerto Santander, Tibú, Villa del Rosario y Los Patios. Con información localizada y, en conjunto con la municipalidad, integraron información de los programas locales que tenían estos lugares para brindarles esa información a los migrantes a través de la Migra Ruta y que pudiera ser de su conocimiento para que accedieran a la campaña que se ajustaba a sus necesidades.

 

A través de esas consultas, no solo recolectaron datos que permiten que las municipalidades adapten y mejoren los programas que implementan a nivel local  sino que diagnostican otras posibles áreas de desafío que los migrantes están experimentando y que puede que no estén siendo visibilizadas. 

 

En dos meses, La Migra Ruta tuvo 12 mil consultas, una cifra amplia teniendo en cuenta que estaba dirigido a un solo departamento. Santaella asegura que este fue un proceso interesante y que descubrieron que la población migrante venezolana tenía la necesidad imperante de encontrar un factor humano dentro de la información que brindan  las organizaciones. 

 

“El venezolano quiere sentir que no está solo porque el proceso migratorio es un proceso muy solo y lo digo desde mi propia experiencia porque el mío fue muy solitario”, afirma.  Y teniendo eso en cuenta, esta organización ideó comandos para que el bot que atienda los requerimientos de los migrantes tenga una personalidad, calidad humana; que se sienta  como un amigo más, no como una automatización.

 

La nueva línea de atención mejorada donde desarrollaron este concepto y cambiaron el nombre del Bot a Nani, estará disponible en tres semanas. Nery y su equipo notaron que la población migrante está trabajando  como emprendedores pero algunos desconocen cómo formalizarlos en Colombia. 

 

Una de sus nuevas líneas de trabajo será migrar emprendimientos informales a negocios formales así como podrán recibir información acerca de cómo hacer hojas de vida, indicaciones respecto a cómo presentarse correctamente en una entrevista de trabajo, términos contractuales, derechos laborales  y demás asuntos  relacionados a la empleabilidad. “Queremos poner habilidades duras y blandas dentro de nuestro bot para que todo el mundo pueda acceder a ellas. No solamente le va servir a la comunidad migrante sino a la de acogida”, sostiene Nery Santaella. 

 

Ser parte del desafío del Instituto de Tecnología de Massachusetts, en Estados Unidos, les permitirá a esta organización ingresar a un programa de aceleración y aprender sobre la aplicación de la tecnología en áreas educativas que fomenten el trabajo para el futuro. 

 

Si usted es migrante venezolano o colombiano retornado y requiere algún tipo de infromación sobre acceso a derechos y servicios, el número de la línea de atención de Voices of Venezuela es 350 501 29 78. 

 






¡Comparte!





Al suscribirme, acepto los términos y condiciones y autorizo el tratamiento de mis datos personales conforme a las finalidades y demás condiciones descritas en la política de tratamiento de datos personales de SEMANA.

Nuestros aliados: