Un proyecto de:


Casa Divina Providencia suspende comedor para migrantes en Cúcuta

Casa Divina Providencia suspende comedor para migrantes en Cúcuta

En estas instalaciones también ofrecen servicios de atención primaria de salud a los migrantes. | Por: MILAGROS PALOMARES




Por: Milagros Palomares @milapalomares

marzo 14 de 2020

La Casa de Paso Divina Providencia, ubicada en La Parada, Cúcuta suspenderá por una semana el servicio de alimentación a los migrantes venezolanos y a la población vulnerable de la zona, situación que afectará aproximadamente a 4.500 personas que en muchas ocasiones reciben un único plato de comida al día  en estas instalaciones de la Diócesis de Cúcuta.

Esta medida se tomó en consecuencia de la orden del presidente Iván Duque, de cerrar todos los pasos fronterizos entre Colombia y Venezuela, desde este sábado 14 de marzo para evitar la propagación del Coronavirus.

El sacerdote José David Cañas informó que  "no habrá servicio de comidas en la casa de paso hasta nueva orden por las medidas implementadas por el Gobierno nacional. Esta semana la vamos a tener de capacitación y de aseo, le pido al personal de voluntarios que cumplamos el horario, vamos a orar y a adecuarnos a las normas".

Desde el miércoles pasado ya habían reducido el despacho de alimentos a solo 3.000 raciones diarias para tratar de cumplir con las recomendaciones sanitarias de no aglomerar más de 500 personas, según precisó Jean Carlos Andrade, coordinador de la Casa de Paso que funciona con apoyo del Banco Mundial de Alimentos, donaciones de fundaciones y de la Diócesis de Cúcuta. "Buscaremos estrategias para no aglomerar a más de 500 personas cuando se sirvan los alimentos", añadió.

smiley

En la Fundación Nueva Ilusión sirven almuerzos a los venezolanos que pasan la frontera caminando.

Por su parte, en la Fundación Nueva Ilusión, ubicada en el sector Los Patios, los voluntarios sirvieron almuerzos hasta el mediodía de este sábado. "Por recomendaciones de salud tenemos que cerrar nuestras puertas, sin embargo, no vamos a dejar a los migrantes venezolanos desamparados", manifestó Vanessa Atpiz, abogada y voluntaria de esta ONG.

"A partir del lunes despacharemos los alimentos  solo a través de una puerta. Los migrantes no podrán entrar a sentarse a comer, solo un miembro de la familia puede acercarse con sus viandas (envases) para que nosotros le sirvamos el almuerzo", dijo Atpiz. En este centro diariamente se sirven más de 1.000 raciones de comida. 






¡Comparte!





Al suscribirme, acepto los términos y condiciones y autorizo el tratamiento de mis datos personales conforme a las finalidades y demás condiciones descritas en la política de tratamiento de datos personales de SEMANA.

Nuestros aliados: