Un proyecto de:

Retratos de Alca, el venezolano sin piernas que encontró su hogar en Barranquilla

Retratos de Alca, el venezolano sin piernas que encontró su hogar en Barranquilla


Por: Natalia Ortiz Mantilla

Alfonso Mendoza, a quien todos llaman "Alca" -unión de las dos primeras letras de su nombre y de las dos primeras letras de camino-, nunca ha tenido piernas pero es surfista y skater.

Lo que ha vivido Alca es indecible, hace 25 años su madre lo intentó abortar cuando se enteró de que 'venía' con agenesia femoral, la malformación congénita que padece. Estuvo al cuidado de su abuela materna, Aura, quien falleció cuando él tenía 9 años. Pasó su adolescencia rotando en las casas de parientes y la carencia de afecto casi lo lleva al suicidio. Pero su fuerza y espíritu tampoco se podrían describir. Una frase manida, que se repite en todos lados, en la voz de 'Alca' recobra todo el sentido: "los límites están en la mente".

Alca es venezolano y hoy vive en Barranquillla, en una pequeña habitación junto a su esposa, Mileidy Peña, de 19 años, y su hija. Tienen una cama, un guardarropa improvisado, un televisor y repisas. La ventana del cuarto da a una gallera. “Soy de Mérida, Venezuela. Allá nos conocimos y me enamoró. Luego quedé embarazada y resolvimos venir a Barranquilla, pero aún no me acostumbro al calor”, recuerda Mileidy.

Alfonso es migrante pero ya conocía Barranquilla, había viajado para vender mercancía y cuando su vida cambió en Venezuela, y su país le cerró las oportunidades, resolvió quedarse:Cuando me enteré de que iba a ser padre decidí buscar un mejor futuro para mi familia, pero en nuestro corazón siempre está la idea de regresar”.

Canta en los buses. Vive de la música porque la música lo salvó "en el momento preciso". Recuerda que en uno de los momentos más duros escuchó Mañana será otro día de Canserbero y no solo le dio esperanzas, también lo convenció de buscar la flor de su talento: rapear.

 


« Cuando sientas que la vida te ignora, llora.
Pero valora mientras sonrías.
Alguien decía que no siempre lloverá,
en cambio, siempre,
mañana será otro día... 
»

CANSERBERO



 


El concepto que Alca tiene sobre la vida genera respeto y aprecio en Villa del Rosario, el barrio donde vive.  © NATALIA ORTIZ MANTILLA

 

 


« Quería que la niña llevara el nombre de Aura por mi abuela materna, quien me crió y fue mi inspiración ».


 


Alfonso Mendoza y su esposa, Mileidy Peña, esperan en la notaría para registrar a su bebé, que tiene menos de un mes de nacido © NATALIA ORTIZ MANTILLA



Alca debe ir a Migración para actualizar el Permiso Especial de Permanencia, un documento necesario para regularizar su situación en el país. © NATALIA ORTIZ MANTILLA


         


Es apasionado por la música. Siempre canta y rapea mientras avanza sobre el pavimento. © NATALIA ORTIZ MANTILLA


 


No le gusta usar guantes, a pesar de mantener sus manos expuestas. Dice que cuida dónde las apoya, además de lavarlas y usar antibacterial. © NATALIA ORTIZ MANTILLA


 


Entre semana rapea en los buses y los fines de semana se dedica al skateboarding y al surf, así cada vez desarrolla más su motricidad. © NATALIA ORTIZ MANTILLA


 


«Aunque sea de Venezuela,
yo me siento como en casa.
Aquí canto en los buses,
allá canto en la plaza...
Y luchamos como ustedes,
pa’ llevar el pan a casa.
A Barranquilla agradezco...
Si voy a Venezuela
y me toca regresar,
no lo pensaría dos veces
»

rap de Alca



 


"Dime algo que tú hagas  y que yo no puedo hacer", pregunta al participante de una charla en una universidad. "Caminar", le responde. "¿Surfeas?", cuestiona de vuelta y ante la negativa expresa: "Estamos a mano, hay cosas que yo sé hacer y tú no y viceversa. Los límites están en la mente"© NATALIA ORTIZ MANTILLA

 


«Antes usaba silla de ruedas, pero me limitaba mucho y dependía de los demás, ahora me muevo por donde quiero»



 

         

 

© NATALIA ORTIZ MANTILLA


«Creo firmemente que inspirar y demostrar que las limitaciones están aquí -se pone las manos en la cabeza- ,es mi rol en el mundo»


 






¡Comparte!





Autorizo el tratamiento de mis datos conforme a la política de tratamiento de datos de SEMANA.