Un proyecto de:


Al día transitan 30 mil migrantes pendulares en puentes de Norte de Santander

Al día transitan 30 mil migrantes pendulares en puentes de Norte de Santander

El puente internacional Simón Bolívar es el paso peatonal más transitado entre Colombia y Venezuela. | Por: MARIO FRANCO - SEMANA




Por: Milagros Palomares @milapalomares

August 16 de 2022

 

El paso peatonal en el puente internacional Simón Bolívar se normalizó, y llegó casi a los niveles de tránsito antes de la pandemia por la covid-19, en el año 2020. El Proyecto Migración Venezuela estuvo en esta zona.
 

El flujo de migrantes pendulares en los tres puentes fronterizos de Norte de Santander con el estado Táchira se ubica en 30 mil personas al día, según los cálculos de Migración Colombia en esta zona fronteriza con Venezuela. 

 

La elevada cantidad de personas comenzó a verse en el puente internacional Simón Bolívar desde el pasado 8 de agosto, un día después de que asumiera como nuevo presidente de Colombia, Gustavo Petro.  

 

“Por los tres puentes, de manera pendular, tenemos un movimiento aproximado en promedio diario de 30.000 pasos, de los cuales son un 50% de venezolanos y 50% colombianos”, precisó una fuente del ente migratorio.

 

Gran afluencia de personas se observa también en los puentes Francisco de Paula Santander; paso entre Ureña (Táchira) y Cúcuta y en el puente Unión, paso entre en municipio Puerto Santander y Boca de Grita (Táchira) los otros dos pasos peatonales habilitados entre ambos países. 

 

Ya es cotidiano ver enormes filas de personas en el puente internacional Simón Bolívar para que ciudadanos venezolanos, y colombianos asentados en el vecino país ingresen al municipio Villa del Rosario, y posteriormente al municipio Cúcuta para proveerse de insumos, productos de aseo personal, alimentos, medicinas y hasta repuestos para vehículos. 


 

smiley

Gran cantidad de personas atraviesan  esta zona limítrofe, desde Venezuela hasta Colombia, para comprar alimentos, productos de aseo personal y medicinas. Foto: Mario Franco - SEMANA

 

La apertura de la frontera entre Colombia y Venezuela significa un gran alivio para los ciudadanos venezolanos, tal como lo manifestó Alí Vargas, administrador y taxista de 48 años, quien madruga cada jueves para trasladarse desde la ciudad de San Cristóbal y hacer mercado en la ciudad de Cúcuta. 

 

“Era muy necesario que abrieran la frontera, ya que en Venezuela todavía persiste la escasez de comida y de medicinas. Para conseguir tratamientos tenemos que venir a Colombia, y cuando los pasos estaban cerrados nos obligaban a cruzar por trochas pagando más de 10 mil pesos dependiendo de las cosas que llevamos”, lamentó el venezolano.

 

Pero no solo a adquirir alimentos y medicinas llegan los venezolanos a la capital de Norte de Santander. La tachirense Carla Rueda cuenta que junto con su hermana pasaron la frontera para comprar ropa, zapatos, bolsos y carteras para vender en el negocio que tienen. “Estamos reactivando la economía de Venezuela y de Colombia”, enfatizó Rueda tras su paso por el puente internacional Simón Bolívar. 

 






¡Comparte!





Al suscribirme, acepto los términos y condiciones y autorizo el tratamiento de mis datos personales conforme a las finalidades y demás condiciones descritas en la política de tratamiento de datos personales de SEMANA.

Nuestros aliados: