Un proyecto de:


Cómo recuperar la relación económica de Colombia y Venezuela

Cómo recuperar la relación económica de Colombia y Venezuela

Los pasos fronterizos entre Colombia y Venezuela tendrán cerca de un año cerrados para el paso de camiones de carga y peatones. | Por: MIGRACIÓN COLOMBIA




Por: Laura Cristancho @Lauracamila_cc

enero 20 de 2021

A propósito de la nueva conformación de la Asamblea Nacional de Venezuela, tras los resultados de las elecciones parlamentarias desarrolladas el 6 de diciembre del 2020 y que devolvieron el control del legislativo al oficialismo de Nicolás Maduro, la Cámara de Comercio Colombovenezolana desarrolló el foro ‘Venezuela después de elecciones, retos económicos y comerciales para Colombia’ que contó con representantes de ambos países para exponer algunos de los desafíos de la agenda económica binacional para el 2021.

 

Durante el conversatorio, que tuvo como voceros a Germán Humaña, director ejecutivo de la Cámara Colombovenezolana, y a Victor Álvarez, investigador y analista económico venezolano, se precisaron algunos de los temas centrales para la relación entre ambos países. Entre otros, se mencionó la creación de acuerdos sobre el transporte fronterizo de carga y pasajeros; la coordinación de las operaciones aduaneras y la reapertura de la frontera entre el estado de Táchira y el departamento de Norte de Santander. 

 

Transporte de carga y pasajeros en los pasos fronterizos

 

Desde el 17 de marzo del 2020, con el cierre de las fronteras terrestres y fluviales como parte de las medidas adoptadas por el gobierno colombiano para frenar el contagio del COVID-19, tanto el transporte legal de carga como el de pasajeros en la frontera con Venezuela se han detenido. De acuerdo con el director de la Cámara de Comercio Colombovenezolana, Germán Humaña, esta situación ha tenido un gran impacto sobre el comercio en las zonas fronterizas y además, ha fortalecido la ilegalidad al dar paso a hechos como el contrabando de mercancía. De hecho, según el dirigente gremial, “el comercio legal bajo a 250 millones, pero el comercio ilegal pasó a 1.800 millones, según los cálculos de la Cámara en el 2020".

 

Por eso, como parte de los retos económicos y comerciales compartidos por Colombia y Venezuela, una de las tareas prioritarias para este año es la reactivación de los procedimientos de transporte de carga, logístico y aduaneros, esto con el fin de posibilitar las operaciones de exportación e importación y, además, restablecer el intercambio económico binacional de manera formal y legal para quitarles los negocios a las grupos armados, las mafias y los contrabandistas.

 

 

Coordinación en las operaciones aduaneras entre Colombia y Venezuela 

 

Con el cierre fronterizo, las importaciones y exportaciones entre los dos países descendieron. Esto, sumado a la crisis económica derivada de la pandemia, ha impactado seriamente la economía de municipios fronterizos como Cúcuta y Villa del Rosario, que dependen en gran parte de los compradores de frontera. Las estimaciones de la Cámara de Comercio de Cúcuta mostraron una disminución de al menos el 50% en el intercambio comercial durante el año pasado. De ahí que una de las medidas urgentes sea la reapertura de los pasos legales para mantener la economía y coordinar los trabajos de las aduanas sin importar las diferencias políticas, más aún si se considera que, de acuerdo con Sergio Entrena, presidente ejecutivo de la Cámara de Comercio de Cúcuta, durante el año pasado las exportaciones bajaron en un 21%, mientras que las importaciones tuvieron una caída del 29%. 

 

Reapertura de la frontera Táchira - Norte de Santander

 

De acuerdo con organizaciones internacionales como Crisis Group, ONG dedicada a la resolución y prevención de conflictos armados internacionales, el cierre de los pasos fronterizos ha multiplicado los incentivos para la actividad ilícita, pues mientras el paso peatonal por los puentes internacionales ha sido prohibido, las trochas ilegales continúan abiertas y las bandas ilegales que los operan han incrementado su poder. Esto ha tenido consecuencias tanto en términos humanitarios como económicos, puesto que quienes transitan por estos corredores ilegales se enfrentan a extorsiones, amenazas e incluso redes de trata de personas, como indica el informe 'Desorden en la frontera: mantener la paz entre Colombia y Venezuela' presentado por Crisis Group en diciembre del año pasado. 

 

Además, las miles de personas que antes se movilizaban a diario entre Colombia y Venezuela para conseguir productos básicos, ahora adquieren lo que necesitan del contrabando que pasa ilegalmente por las trochas, situación que infla la cifras de la informalidad en el empleo en los departamentos fronterizos y que, además, afecta a los establecimientos cuya dinámica comercial depende de los extranjeros venezolanos. 

 

Al respecto, Germán Humaña señaló: “el comercio entre Colombia y Venezuela no desapareció totalmente, sino que se ilegalizó, se volvió de contrabando, de lavado de activos. Por la frontera de Norte de Santander y Táchira pasaban cerca de 45.000 venezolanos diariamente a comprar en Colombia que no se registraban en aduanas ni en las estadísticas. El cálculo que tenemos es que con tres días de paso de frontera se surtía todo Táchira. Al cerrar los puentes internacionales, es mucho el contrabando que pasa por las decenas de trochas que están en la frontera”.

 






¡Comparte!





Al suscribirme, acepto los términos y condiciones y autorizo el tratamiento de mis datos personales conforme a las finalidades y demás condiciones descritas en la política de tratamiento de datos personales de SEMANA.

Nuestros aliados: