Un proyecto de:


El migrante venezolano que firmó con los Dodgers

El migrante venezolano que firmó con los Dodgers

Isaac posa para la fotografía en el acto oficial de su firma con los Dodgers de Los Ángeles en Cartagena. | Por: CORTESÍA ISAAC BARRETO




Por: Rafael David Sulbarán @rafaeldsulbaran

enero 20 de 2021

"Ningún soñador es demasiado pequeño y ningún sueño es demasiado grande", publicó en su perfil de Facebook el joven beisolísta Isaac Barreto el día que se materializó su deseo: firmar con un equipo profesional. Fue hace unos días, el 15 de enero de 2021. Isaac pasó a ser parte de los Dodgers de Los Ángeles, el actual campeón del béisbol de Grandes Ligas, uno de los equipos más populares del mundo.

 

Pero la historia va mucho más allá de una firma y un entrenamiento con los Dodgers: Isaac es un migrante venezolano que, a pesar de haber dejado su tierra natal atrás, sus amigos el colegio y parte de su familia, siguió con su propósito intacto: jugar para un equipo de Grandes Ligas.

 

Durante el inicio de las firmas internacionales de la MLB (Major League Baseball por sus siglas en inglés), un total de nueve colombianos pactaron con diferentes franquicias. Isaac figura entre ellos, ya que tiene la nacionalidad colombiana por su papá que es oriundo de Cartagena, la capital de Bolívar, una tierra beisbolera por excelencia en todo el Caribe.

 

“Mi padre es cartagenero y mi madre es de Puerto Ordaz, en Venezuela. Ellos se conocieron allá y bueno, vivieron bastante tiempo allí”, expresó Barreto en conversación con el Proyecto Migración Venezuela desde el campamento de los Dodgers en República Dominicana, lugar donde se alistará para iniciar su carrera por las ligas menores en los Estados Unidos.

 

Isaac nació en Maracaibo, la segunda ciudad de mayor importancia en Venezuela. Por razones laborales, sus padres Martha Gisela Barreto Tinoco y Nelson Enrique Barreto Cuadro se establecieron en Puerto La Cruz, en el oriente venezolano. Allá, el padre de Isaac buscó un deporte que le gustara a su hijo y que practicara con regularidad.

 

“Pues mi papá me puso un balón de fútbol y me caí, no me gustó el fútbol. Después puso un balón de básquet, tampoco me gustó. Luego comenzó a tirarme una bola de béisbol y yo la intentaba batear, entonces se decidió por el béisbol y me metió a jugar a los tres años”, expresó el joven.

 

Sí, con apenas tres años ya Isaac bateaba, atajaba y corría por las bases. Desde allí nunca se le fueron las ganas de jugar y con el paso del tiempo se fue fijando metas. En su desarrollo participó en importantes torneos con Criollitos de Venezuela, organización que trabaja con torneos de béisbol menor en todo el país. Los equipos Franklin Luces, Tigritos de Lecherías y Ángeles tuvieron a Isaac entre sus filas.

 


«La base colombiana es muy buena, de gran calidad, hay muy buenos entrenadores allá y cada día se proyectan jóvenes con clase de grandes ligas»

Isaac Barreto. Prospecto de los Dodgers de Los Ángeles


 

 

Él vivía momentos muy buenos en su adolescencia, jugando la pelota y estudiando, pero la situación del país obligó a los Barreto a migrar hacia Cartagena, ciudad donde gran parte de la familia paterna reside. En 2018 comenzaron una nueva vida con todo lo que la mudanza de país implica, pero eso no fue impedimento para el desarrollo deportivo del joven.


A sus 14 años fue incluido en el equipo Padres de Cartagena y de allí comenzó a participar en torneos locales y nacionales, destacando por su buen bate y defensa.


Esa capacidad de batear le ayudó a que scouts de diferentes equipos de la MLB voltearan a verlo. “Soy un bateador que se va para toda las bandas, también soy buen jardinero”, dijo Isaac sobre sus habilidades, ambas claves para el éxito dentro del terreno.


Isaac además de ser un destacado bateador, tiene velocidad y también es alto, un plus en este deporte: mide 1,87 metros. Esos atributos, además de la pasión por el juego y por supuesto la inteligencia, se juntaron para que los Dodgers no dudaran en contratarlo.


Isaac cree que sin la formación en Venezuela hubiese sido más difícil que desarrollara sus cualidades de juego, pero cree que, con lo vivido en Colombia, su nivel mejoró, además su motivación. La base colombiana es muy buena, de gran calidad, hay muy buenos entrenadores allá y cada día se proyectan jóvenes con clase de grandes ligas”, indicó el prospecto.


Ahora en el campamento de República Dominicana pasará los siguientes meses antes de dar el salto a las ligas A, AA, AAA y por qué no a las Grandes Ligas en un futuro cercano, donde espera jugar al lado de su ídolo: Mookie Betts,  actual jardinero derecho de Los Ángeles y el jugador más valioso de la temporada 2018 con los Medias Rojas de Boston.

 

Pero el sueño de Isaac no se queda allí, él no solo se proyecta como un jugador de grandes ligas, sino como un estelar que dejará huellas importantes, “Sueño con llegar al Salón de la Fama, para eso debo ser constante y superarme día a día”, dijo.

 

Por ahora el joven jugador de los jardines no tiene ofertas de equipos en campeonatos invernales del Caribe, pero le gustaría jugar con algún equipo en la Liga Colombiana de Beisbol Profesional donde sus preferidos son los Gigantes de Barranquilla. También le agrada la posibilidad de jugar para alguna novena en Venezuela, eso sería de gran ayuda para su formación previo al reto de la MLB. “Mi equipo favorito en Venezuela son los Caribes de Anzoátegui, a veces me dedico a ver sus juegos cuando tengo tiempo libre”, añadió.

 

Isaac dice que se siente colombiano ya que desde muy pequeño tuvo mucho vínculo con este país gracias a sus padres y la gran familia que tiene, pero que por igual ama Venezuela, también se identifica como un venezolano. “Venezuela fue el país que me vio crecer y eso me arraiga a esa tierra”.

 

 

Migración y deporte

 

El beisbol colombiano en los últimos años ha tenido el refuerzo de entrenadores y jugadores que han emigrado a este país que aportan al desarrollo de este deporte.

 

El auge de la liga profesional colombiana ha permitido el intercambio de atletas y formadores. El venezolano Alberto Callaspo, exjugador de Grandes Ligas con los Atléticos de Oakland; Sandy León, campeón con los Medias Rojas de Boston en 2018 y Alí Castillo, talentoso jugador del cuadro, han jugado en Colombia, aportando a su realce. Por igual, el estelar tercera base de los Yanquis de Nueva York, Giovani Urshela, brilló en varias temporadas con las Águilas del Zulia junto a Reinaldo Rodríguez, logrando el campeonato 2017 en Venezuela. Ozney Guillén, hijo del exjugador de MLB venezolano Oswaldo Guillén, fue el mánager campeón de la temporada 2019 con los Vaqueros de Montería.

 

La integración en este sentido también se refleja en torneos locales. Un ejemplo de ello es el crecimiento que ha tenido la Liga de Béisbol de Bogotá, así como la Liga de Softbol, que cuentan con cerca del 60 por ciento con jugadores venezolanos, según datos suministrados por la liga.

 

Por eso, noticias como las de Isaac y su firma a las grandes ligas serán una cosa cotidiana en los próximos años, todo por el bien del béisbol y la integración entre dos países.   

 

smiley

Barreto tiene entre sus cualidades la buena defensa en los jardines. (Foto/Cortesía Isaac Barreto).






¡Comparte!





Al suscribirme, acepto los términos y condiciones y autorizo el tratamiento de mis datos personales conforme a las finalidades y demás condiciones descritas en la política de tratamiento de datos personales de SEMANA.

Nuestros aliados: