Un proyecto de:


Fundación De Pana Que Sí, un ejemplo de la devoción por el servicio

Fundación De Pana Que Sí, un ejemplo de la devoción por el servicio

Iliana Reyes y Thailler Fiorillo, sinónimo de esperanza para las personas venezolanas en Barranquilla | Por: CORTESÍA FUNDACIÓN DE PANA QUE SÍ




Por: Mario Villalobos @maritovillalobo

October 10 de 2022

 

Un grupo de migrantes venezolanos se convirtió en referente para sus paisanos en una de las ciudades con mayor presencia de personas venezolanas en la Costa Caribe colombiana. Barranquilla hoy es una sucursal de la esperanza.

 

Lo fácil para Thailler Fiorillo era haberse dedicado a buscar un futuro para él y su familia apenas llegaron a La Arenosa, pues, al fin y al cabo, las necesidades no les daban espera. Pero no. Escogió el camino espinoso, ese mismo que al recorrerlo a pesar de su dificultad, le ha dado las mayores alegrías de su vida.

 

De la nada, y con apoyo de su esposa, Iliana Reyes, se inventaron la excusa para tenderle la mano a centenares de personas venezolanas que llegaron a la capital del Atlántico con la pesada carga de la tristeza y la incertidumbre por el futuro.

 

Nació entonces la Fundación De Pana Que Sí, que hoy se convirtió en el aliado de todo migrante que busca ayuda; gracias a ese don de gentes que tienen sus creadores, armaron redes de apoyo, tocaron puertas y comenzaron no sólo a crecer sino a brindar nuevas oportunidades reales.

 

Hoy por hoy, se enorgullecen de contar que no existe una sola persona venezolana que les haya pedido auxilio y no se lo hayan prestado eficazmente. No se limitan solo a dar un abrazo solidario en el momento justo, sino a gestionar todo lo que ellos requieren.

 

Luego de comprender cómo funcionaba todo a su alrededor, empezaron adaptarse e inspirados en una empatía que les brota por los poros, y lograron lo que pocos creían:  acercarlos a la oferta institucional para garantizar el ejercicio pleno de sus derechos, y comenzar el camino de la integración a las comunidades de acogida.

 

 

 

Posteriormente, y gracias a la ayuda de la cooperación internacional, lograron mejorar sus procesos, se consolidaron como una entidad robusta y se convirtieron en referente en Barranquilla.

 

Soluciones en regularización, acceso a salud, y educación, y apoyo para temas laborales y emprendimiento hacen parte de su portafolio de trabajo, en el que decenas de personas también han decidido aportar su granito de arena.

 

De hecho, muchos de los beneficiarios de la Fundación De Pana Que Sí se convirtieron en voluntarios que son el primer eslabón de una cadena que crece sin parar día tras día para atender a todas las personas venezolanas que llegan a construir su nueva vida en la llamada Puerta de Oro de Colombia.

 

Por eso hoy Thailler, Iliana y todos sus socios en este ejercicio de amor por el otro dan fe de que no importa cuán grande sea el desafío siempre se sorteará a punta de buena voluntad. Por eso, son Panas Ejemplares.

 






¡Comparte!





Al suscribirme, acepto los términos y condiciones y autorizo el tratamiento de mis datos personales conforme a las finalidades y demás condiciones descritas en la política de tratamiento de datos personales de SEMANA.

Nuestros aliados: