Un proyecto de:

HIPERINFLACION





Tres consecuencias de la hiperinflación en Venezuela

Con la crisis que enfrenta Venezuela, uno de los sectores más afectados ha sido la economía. Los venezolanos han tenido que enfrentar serias dificultades en el abastecimiento de productos básicos tanto por la escasez como por el incremento desbordado en el costo de vida.



Venezuela cerró el 2020 con una inflación de 3.700%

En noviembre pasado, la economía venezolana cumplió tres años en hiperinflación. Las proyecciones del Observatorio Venezolano de Finanzas (OVF) para el 2021 indican que la dolarización llegó para quedarse en el país vecino.



El 65% de los pagos en efectivo en Venezuela son en dólares

Aunque estuvo proscrito durante 15 años, el billete verde americano gana cada vez más poder en un país golpeado por años de recesión e hiperinflación. Nadie quiere bolívares, la debilitada moneda nacional.



El salario mínimo en Venezuela es cada vez más insuficiente

El desabastecimiento y la falta de medios de vida sigue siendo el pan de cada día en el vecino país. Con la hiperinflación, los venezolanos no pueden adquirir los alimentos de la canasta familiar.



Venezuela cerró el 2019 con una inflación de 9.585,5%

La cifra es oficial del Banco Central de Venezuela (BCV). Este dato confirma que la crisis económica por la que atraviesa esta nación está lejos de ser superada, pese a su enorme riqueza en recursos naturales. Casi cinco millones de venezolanos han huido de la hiperinflación y de otros graves problemas.


Nuestros aliados: