Un proyecto de:


ONU: sin soluciones inmediatas y dividida frente a Venezuela

ONU: sin soluciones inmediatas y dividida frente a Venezuela

La sesión del Consejo de Seguridad de la ONU estuvo marcada por la división de los países frente a la situación de Venezuela. | Por: ESKINDER DEBEBE / ONU




Por: Proyecto Migración Venezuela @MigraVenezuela

febrero 27 de 2019

La sesión de este martes en Naciones Unidas, citada por Estados Unidos luego de los hechos violentos que se presentaron el fin de semana en los pasos fronterizos de Venezuela, terminó sin que se tomaran decisiones reales en busca de una salida pacífica a la crisis que vive ese país.

Elliot Abrams, enviado especial de Estados Unidos para el tema de Venezuela, denunció al presidente Nicolás Maduro como responsable de los hechos violentos que impidieron la entrada de alimentos y medicinas para los venezolanos. También criticó a los países que promueven el diálogo con el Palacio de Miraflores y que se oponen al envío de ayuda humanitaria para quienes la necesitan.

“Estados Unidos y la comunidad internacional deben respaldar la lucha del pueblo venezolano por restaurar su democracia. Debemos respetar su constitución y soberanía, es por ello que debemos apoyar la presidencia interina de Juan Guaidó”, dijo Abrams.

Por su parte, la subsecretaria general de la ONU para Asuntos Políticos y Construcción de la Paz, Rosemary DiCarlo, reiteró que la asistencia humanitaria no debe responder a objetivos políticos y se debe entregar a quienes la necesiten. Además, llamó la atención por una “alarmante escalada de tensiones” que se ha producido desde el último informe sobre la crisis en Venezuela, y que conoció el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas hace apenas un mes.

Rusia y China, como se esperaba, reconocieron una vez más a Nicolás Maduro como presidente legítimo de Venezuela. El embajador ruso, Vassily Nebenzia, dijo que Estados Unidos ha montado “un espectáculo político mientras se burla de la ley internacional”.

El canciller venezolano, Jorge Arreaza, abogó por un diálogo entre Nicolás Maduro y Donald Trump para avanzar en la búsqueda de una salida para la crisis que atraviesa su país, por lo que no se descarta una reunión binacional. También aprovechó el escenario para rechazar una posible intervención militar en Venezuela, una opción que parece seguir dentro de la baraja de opciones, y de manera menos solapada, desde los hechos violentos del fin de semana.

*Con información de AFP

 






¡Comparte!





Autorizo el tratamiento de mis datos conforme a la política de tratamiento de datos de SEMANA.