Un proyecto de:


Reubican en refugios a 2.132 venezolanos que vivían en las calles de Bogotá

Reubican en refugios a 2.132 venezolanos que vivían en las calles de Bogotá

Tres familias migrantes venezolanas que se encontraban en condición de calle, debajo de un puente y/o pagadiarios y recibieron el beneficio de alojamiento en hotel de la Secretaría Distrital de Integración Social (SDIS). | Por: SECRETARÍA DE INTEGRACIÓN SOCIAL




Por: Redacción Semana

mayo 13 de 2021

Norelys Alvarado, una mujer migrante venezolana de 21 años, es una de las integrantes de las familias que dejó de pasar sus noches debajo de un puente, a dormir en un hotel de Bogotá gracias a un convenio que tiene la Secretaría Distrital de Integración Social para ayudar a personas que, por su situación económica y social, no tienen dónde pasar la noche.

 

Norelys perdió su empleo y se fue a vivir debajo de un puente. Sin embargo, convencida de que ese no era el lugar para su hija de 5 años, decidió dejar a la niña a cargo de su hermana y su cuñado, Morelia Alvarado y Teiloth Acacio, una pareja de migrantes que pasaba sus noches en un pagadiario junto con sus 3 hijos de 9, 7 y 4 años. Sin embargo, Telioth debía ir por agua al río Fucha para que su familia pudiera bañarse, pues en el paga diario no había servicio de agua para una ducha, mucho menos agua potable.

 

Una mañana, Norelys, su hermana, su cuñado y los niños, coincidieron en las inmediaciones del río Fucha. Allí, fueron abordados por la Estrategia Móvil de la Subdirección para la Infancia de la SDIS. El equipo les ofreció ayuda, desayuno y alojamiento en el hotel donde pasaron 2 noches y 3 días.

 

Ese mismo día, la Estrategia Móvil ayudó a otra familia. Este núcleo estaba compuesto por Emily Vargas Arangure, de 18 años, Moisés David Pimentel de 29 años, padres de una niña de 3 años y un bebé de 4 meses. Todos ellos acompañados por Oswaldo Pimentel, tío de los menores de edad.

 

Ellos venían de pasar dos noches en las frías calles bogotanas, al momento del abordaje por parte de la estrategia se encontraban trabajando en un semáforo del sur de la ciudad. Habían llegado a la capital hacía 5 días, y desde ese momento vieron la esperanza, pues llevaban medio día sin probar comida, razón por la que el equipo les ofreció alimentación y el alojamiento en el hotel.

 

smiley

La Secretaría de Integración Social de Bogotá le ofrece ayuda, desayuno y alojamiento a los migrantes venezolanos. - Foto: Secretaría de Integración social

 

Desde agosto del año pasado ya van 609 familias que han recibido este beneficio. Son en total 2.132 personas que se han alojado en estos hoteles de manera temporal y han logrado sortear dificultades momentáneas con este servicio que es gratuito”, manifestó la secretaria de Integración Social, Xinia Navarro.

 

Según Luis Hernando Parra, subdirector para la Infancia de la Secretaría Distrital de Integración Social, las tres familias fueron previamente valoradas y sometidas a exámenes médicos para verificar su estado de salud en el Centro Integral de Atención Al Migrante (CIAM). Así mismo, el funcionario se refirió que “a los niños y las niñas de los dos primeros núcleos familiares se les ofertó el Centro Abrazar, en el cual habían iniciado un proceso, pero por las dificultades del paro y motivos económicos no habían podido asistir”.

 

Para el caso de la última familia, todos ellos recibieron asesoría jurídica, pues al ser víctimas de un robo durante el transito al país, perdieron los documentos de los menores, sin embargo, la niña fue vinculada al Centro Abrazar.

 

Las tres familias serán trasladadas a un albergue en el que estarán por 15 días más bajo el acompañamiento y seguimiento del equipo de la SDIS.






¡Comparte!





Al suscribirme, acepto los términos y condiciones y autorizo el tratamiento de mis datos personales conforme a las finalidades y demás condiciones descritas en la política de tratamiento de datos personales de SEMANA.

Nuestros aliados: