Un proyecto de:


Migrantes plasmaron en plastilina cómo se sienten en el país

Migrantes plasmaron en plastilina cómo se sienten en el país

Marielex González y Keiner Crespo agradecen al país que los recibió y les brindó oportunidades de estudio y superación. | Por: CORTESÍA ÉDGAR HUMBERTO ÁLVAREZ




Por: Milagros Palomares @milapalomares

noviembre 20 de 2020

Una retrospectiva del momento cuando salieron huyendo de su país, la experiencia de llegar a un nuevo territorio, los altibajos y cómo se visualizan en el futuro fueron algunas de las escenas que expresaron en plastilina más de 100 migrantes venezolanos y colombianos retornados en el Atlántico. 

 

En cartulinas divididas en cuatro escenarios, los migrantes plasmaron cómo se sienten en el país que los acogió. Esta experiencia fue producto de los tres talleres 'Mi vida a cuadritos', dictados por el artista plástico Édgar Humberto Álvarez a petición de la organización humanitaria HIAS, que apoya a la población migrante y refugiada con programas de salud mental y atención psicosocial.
 

La actividad, que tomó su nombre en un claro guiño a la polémica frase de la alcaldesa de Bogotá, Claudia López, benefició a los migrantes y retornados de las comunidades de Villa Caracas y Santa María, en Barranquilla; y Las Ferias, en Soledad (Atlántico).

 

Sin miedo escénico, la venezolana Yosleidys Baptista se paró frente a los asistentes y describió su obra en plastilina. En el primer recuadro representó el día en que dejó Venezuela, un momento de mucha tristeza porque se alejó de su familia y amigos. En el segundo prefirió plasmar lo bueno que le ha sucedido en Colombia: conoció a su esposo, el amor de su vida. En la tercera escena se moldeó a ella y a su bebé que la llena de alegría cada día. Y en el último cuadro se imaginó cómo se ve en el futuro, como una docente que da clases a los niños en Colombia o en Venezuela. 

 

La actividad fue terapéutica. Amasar y moldear plastilina es particularmente útil cuando se exploran los sentimientos de ira y puede actuar como una salida para evitar la acumulación de emociones y sentimientos negativos, explica el artista bogotano. “Lo interesante es que se convierte en un medio de expresión, de desahogo, de creatividad de un niño o de un adulto”, añade Álvarez, conocido en redes sociales como @seloexplicoconplatilina.

 

smiley

 Los migrantes venezolanos y colombianos retornados expresaron los momentos más importantes de la huida de su país y este nuevo comienzo en Colombia. La unión familiar es lo que los motiva a seguir adelante. . FOTO cortesía Édgar Humberto Álvarez

 

Los servicios y actividades de HIAS en Colombia se enfocan en cuatro áreas: prevención y respuesta a la violencia sexual y de género; intervenciones de salud mental y apoyo psicosocial; acceso a servicios e información sobre derechos y obligaciones; e identificación de riesgos de protección.

 

Desde HIAS, explica Camilo Ramírez, director país de la organización, entienden que no es fácil la recuperación emocional de los migrantes y refugiados. Por eso desde hace más de un año y medio están en Colombia atendiendo las necesidades de salud mental de esta población, con presencia en Bogotá y en Barranquilla.

 

 

smiley

La organización HIAS realizó tres talleres de apoyo psicosocial llamados "Mi vida a cuadritos", en varias comunidades de Barranquilla y Soledad, en el departamento Atlántico. FOTOS: Cortesía Édgar Humberto Álvarez.

 

El joven Keiner Crespo plasmó sus sentimientos de manera concreta. Se moldeó a sí mismo, incluso con tapabocas, al lado de una bandera de Colombia, y escribió: "Amo este país". Al preguntarle por qué sintetizó esa frase, dijo que en Barranquilla le brindaron la oportunidad de estudiar, cosa que no pudo hacer en Venezuela.

 

"No es fácil pero sí se puede salir adelante. ¿Duele? Sí, siempre; pero también hay momentos de alegría y satisfacción. ¿Se extraña? Todos los días, pero también se agradece por todo lo que los nuevos territorios nos han brindado", reflexionó la migrante venezolana Maybe Ávila, en una muestra de las miles de historias que hay dentro de este proceso migratorio. La plastilina solo fue un vehículo terapéutico para contar cómo se sienten. 

 

 

sad

Hidalba Portillo agradeció la solidaridad que siempre le han demostrado los hermanos colombianos. 






¡Comparte!





Al suscribirme, acepto los términos y condiciones y autorizo el tratamiento de mis datos personales conforme a las finalidades y demás condiciones descritas en la política de tratamiento de datos personales de SEMANA.

Nuestros aliados: