Un proyecto de:


"La crisis de migrantes en el Darién debe ser prioridad en la agenda binacional"

Carlos Camargo y su homólogo Eduardo Lenblac, de Panamá, sostuvieron un encuentro para abordar la crisis migratoria. | Por: DEFENSORÍA DEL PUEBLO COLOMBIA




Por: Milagros Palomares @milapalomares

September 26 de 2022

 

Los defensores del Pueblo de Colombia y Venezuela se reunieron para hacer un llamado a autoridades de ambos países para asegurar la mayor la parte de del Golfo Urabá y del Darién, y evitar así los asaltos dentro de las fronteras, y vulneraciones a los derechos de los migrantes.

 

Como una manera de abordar la crisis migratoria que se ha intensificado entre Colombia y Panamá, el Defensor del Pueblo de Colombia, Carlos Camargo, se reunió con su homólogo de Panamá, Eduardo Leblanc, a fin de hacer seguimiento a la situación migratoria en la zona del Urabá-selva del Darién, ya que según han registrado ambas entidades se han venido presentando graves vulneraciones a los derechos humanos a estas personas migrantes y refugiadas. 

 

A propósito de la reapertura de la frontera que se dará este 26 de septiembre, el defensor Carlos Camargo afirmó que "la crisis migratoria por el Urabá-Darién debe ser un tema prioritario en la agenda humanitaria, dado que el 69% de los migrantes que hoy están pasando por el Darién son venezolanos, y el 15% son menores de edad”.

 

Ambos funcionarios alertaron que "el Tapón del Darién es una trampa mortal" debido a los graves riesgos que deben enfrentar los migrantes, no solo por las difíciles condiciones y los peligros de la selva, sino por las acciones de los grupos armados y organizaciones criminales a los dos lados de la frontera.

 

En un comunicado de prensa difundido por la Defensoría del Pueblo de Colombia advierten que se registran frecuentes casos de personas desaparecidas o muertas en esta ruta migratoria hacia Estados Unidos, y recordaron el lamentable homicidio de una niña de 6 años producido en un asalto a los migrantes.

 

Ante este escenario, aseguraron, las dos defensorías trabajan en la construcción de una alerta temprana binacional, con el fin de que la institucionalidad de los Estados puedan articular acciones para reducir los riesgos de la población en tránsito.

 

“Ha pasado un año desde cuando alertamos sobre la situación humanitaria en el Darién por el paso masivo de ciudadanos haitianos. Hoy estamos asistiendo a una crisis humanitaria de dimensiones más graves, en su mayoría de migrantes venezolanos quienes viajan en condiciones de precariedad económica y de mayor vulnerabilidad, destacó el Defensor del Pueblo de Colombia.

 

La Defensoría del Pueblo de Colombia llamó la a atención porque a la fecha ya han cruzado 134.000 migrantes por el Tapón de Darién con rumbo hacia Panamá, una cifra que según esta entidad resulta preocupante debido a que ya supera la registrada durante todo el 2021 y porque para los últimos meses del año se prevé un incremento en el número de migrantes en tránsito hacia el norte del continente.


Por su parte, Eduardo Leblanc González, defensor del Pueblo de Panamá también hizo un llamado al ministro de Defensa de Colombia y al Servicio Nacional de Fronteras (SENAFRONT) de Panamá para asegurar de alguna forma la mayor parte del Golfo Urabá y de Darién, respectivamente, y así evitar los asaltos que se están dando dentro de las fronteras, "vulnerando los derechos de los migrantes”.

 






¡Comparte!





Al suscribirme, acepto los términos y condiciones y autorizo el tratamiento de mis datos personales conforme a las finalidades y demás condiciones descritas en la política de tratamiento de datos personales de SEMANA.

Nuestros aliados: