Un proyecto de:


Don Óscar, el primer migrante venezolano en registrarse en el Estatuto Temporal

Don Óscar, el primer migrante venezolano en registrarse en el Estatuto Temporal

El migrante Óscar Soto le brindó una arepa al director de Migración Colombia, Juan Francisco Espinosa. | Por: CORTESÍA JUAN FRANCISCO ESPINOSA




Por: Milagros Palomares @milapalomares

mayo 05 de 2021

El venezolano Óscar Enrique Soto, de 49 años, le agradece a Colombia dos cosas: la oportunidad de haberlo recibido cuando lo perdió todo hace dos años y, ahora, la posibilidad de acogerse al Estatuto Temporal de Protección para Migrantes Venezolanos (ETPV).

 

Soto fue el primero en completar el procedimiento virtual del Registro Único de Migrantes Venezolanos (RUMV), que inició este 5 de mayo como una medida excepcional del Gobierno colombiano para la regularización migratoria e integración de 1,7 millones de venezolanos en el país. 

 

Así lo mostró en una transmisión virtual el director de Migración Colombia, Juan Francisco Espinosa, quien ayudó personalmente con una tablet a realizar el trámite a este venezolano desde el lugar de su vivienda, ubicada en la finca La Vega, vereda Márquez de la vía a La Calera. 

 

Emocionado por la trascendencia del hecho, Soto contó al Proyecto Migración Venezuela cómo fue el registro. Dijo que se demoró aproximadamente media hora debido a la congestión de la página web de Migración Colombia, a la cual estaban accediendo más de 300  mil personas al mismo tiempo. 

 

Óscar Enrique Soto es de la ciudad de Acarigua, estado Portuguesa (Venezuela). La crisis social de su país le produjo una fuerte depresión que casi lo derrumba, pero fue fuerte y escapó. Como muchos de sus paisanos ingresó de manera irregular a Colombia y, en mayo de 2019, cruzó el río por la zona fronteriza de Arauca hasta llegar a  Yopal, Casanare, para luego radicarse a las afueras de la capital colombiana. Siempre ha trabajado como soldador y por esos conocimientos montó su propio taller de fabricación de trailer para motos y caballos. 

 

Como prueba sumaria para acogerse al Estatuto, y demostrar que estaba en Colombia antes del 31 de enero de 2021, Soto presentó un certificado de residencia que le expidió la Junta Comunal del sector de La Calera donde vive actualmente. 

 

La cita para el registro biométrico se la dieron para el 1 de septiembre de 2021, la cual cumplirá en uno de los Centros Facilitadores Migratorios más cercano a su vivienda.

 

"Estoy muy agradecido porque ya no voy a estar irregular en Colombia. Así voy a poder abrir una cuenta en el banco y mis clientes tendrán más credibilidad en mi negocio. Esa es una gran ventaja", dijo Soto, quien ha creado ocasionalmente cuatro puestos de trabajo adicionales para colombianos y venezolanos. 

 

El sueño de Óscar es traerse a su hija de nueve años y a su esposa que dejó en Venezuela. Mientras llega el momento seguirá trabajando en agradecimiento al país que le abrió las puertas. 

 






¡Comparte!





Al suscribirme, acepto los términos y condiciones y autorizo el tratamiento de mis datos personales conforme a las finalidades y demás condiciones descritas en la política de tratamiento de datos personales de SEMANA.

Nuestros aliados: