Un proyecto de:

Director de Migración Colombia: “La migración continuará y debemos adaptarnos”

Director de Migración Colombia: “La migración continuará y debemos adaptarnos”


Por: Milagros Palomares @milapalomares

En una frontera tan porosa como la que comparten Colombia y Venezuela, de 2.200 kilómetros de territorio, el gran desafío es caracterizar a la población migrante venezolana.  Esto lo tiene claro el director de Migración Colombia, Juan Francisco Espinosa, quien recorrió en las comunidades receptoras en la  Guajira y Norte de Santander.

Observar en terreno el fenómeno migratorio, que tomó por sorpresa a los países de la región, le ha permitido a Espinosa enfocarse en una dirección: Incrementar los mecanismos de control en los puntos fronterizos que generarán mejores condiciones de seguridad, tanto para colombianos como para los migrantes. 

En entrevista con el Proyecto Migración Venezuela, Espinosa aseguró que Colombia es un país de puertas abiertas a los extranjeros, siempre que respeten y cumplan la legislación.  El designado por el presidente Iván Duque tras la renuncia de Cristian Kruger, reveló que un millón 800 mil venezolanos están actualmente radicados en el país.  

 

PROYECTO MIGRACIÓN VENEZUELA: ¿Cuál es hoy el principal desafío de Migración Colombia?
JUAN FRANCISCO ESPINOSA:
El fenómeno venezolano no debe entenderse como un desafío solamente de Migración Colombia. Las cifras actuales muestran que cerca de un millón 800 mil venezolanos  se encuentran radicados en nuestro país. El desafío también es de todas las entidades estatales, de las comunidades receptoras, de la región y del mundo. En Colombia se concentra cerca del 45% del total de los venezolanos que han emigrado, y el otro  55% se ha ubicado en terceros países. 

Nuestro mayor desafío está en lograr la plena identificación de los venezolanos que se encuentran en nuestro país, y en eso vamos a redoblar esfuerzos. Ningún país en la región está preparado para un fenómeno migratorio como el que estamos viviendo con los venezolanos. Estos volúmenes poblacionales son demasiado altos, en promedio dos mil venezolanos se quedan a vivir cada día en Colombia.

 

P.M.V: ¿Cuál es su agenda, qué temas le ha encargado el presidente Iván Duque?
J.F.E.:
Nuestra agenda está centrada en avanzar como una entidad sólida en materia tecnológica, la cual proteja los intereses nacionales y facilite una migración ordenada y respetuosa.  Colombia es un país de puertas abiertas a los extranjeros, siempre y cuando éstos estén dispuestos a respetar y cumplir con nuestra legislación. 

 

P.M.V:   El costo del pasaporte en Venezuela aumentó a 200 dólares, cifra imposible si se tiene en cuenta que el sueldo mínimo allá está en 4 dólares mensuales. Esto traerá a más venezolanos indocumentados. ¿Cómo afrontarán esta situación? 

J.F.E.: El problema de los pasaportes en Venezuela es algo que viene desde hace ya algunos años. Colombia, a través de la Cancillería, extendió la vigencia de los pasaportes venezolanos por dos años a partir de la fecha de vencimiento. Es decir, si un ciudadano venezolano sacó su pasaporte en 2018 aún lo puede usar. Ya estamos trabajando en una herramienta de identificación que nos permita dar solución a esa situación.

 

P.M.V: ¿Qué plan tienen para los 500.000 retornados colombianos? 

J.F.E.: Ese tema es prioritario, y por eso la Cancillería colombiana a través del programa Colombia Nos Une ha venido brindando asistencia a aquellos connacionales que regresan de Venezuela y solicitan ayuda. Hemos avanzado con Felipe Muñoz, de la Gerencia de Frontera de la Presidencia de la República, en visibilizar esta situación.

 

P.M.V:  Además del PEP, ¿qué planean hacer a largo plazo para la regularización de los migrantes que están y los que vienen?

J.F.E.: Si miramos el desarrollo de la atención de la crisis migratoria actual podemos ver que en una etapa inicial se organizó un tema asistencial, el cual con el paso de los meses se ha ido convirtiendo en un tema de incorporación de los extranjeros a la vida productiva del país.

Los ciudadanos venezolanos que vienen a trabajar, que buscan salir adelante son más que bienvenidos. Lo que no vamos a permitir es que vengan a nuestro país a delinquir y en caso de ser así actuaremos con todo el rigor. 

P.M.V: ¿A qué le va a apuntar Migración Colombia en la articulación con otros países de la región para el manejo del flujo migratorio? 

J.F.E.: Continuaremos articulándonos  con los demás países receptores buscando modelos conjuntos de atención. El intercambio de información, la implementación de buenas prácticas conjuntas y la generación de políticas similares pueden hacer que el impacto de la migración venezolana sea menor. 
 

 


«Me  preocupa que hay personas que atribuyen la criminalidad  e inseguridad
a los venezolanos, y que hay migrantes que están siendo víctimas de delitos.  Los que llegan de Venezuela lo hacen porque están aguantando hambre, porque están en un estado de necesidad gigante experimentando una situación de dolor, apatridia y desarraigo que no se le desea a ningún ser humano.
Esa población es inmensamente buena y está siendo víctima de abusos, reclutamiento, tráfico de migrantes
 »


P.M.V: ¿Cuáles son los principales resultados de la encuesta realizada a los migrantes que han actualizado su PEP? 

J.F.E.: La idea de la encuesta que vienen realizando los beneficiarios del PEP es la caracterización de los mismos.  La cifra que más llama la atención es aquella que muestra que gracias a este documento más del 70% de los beneficiarios han tenido la oportunidad de trabajar, lo que habla de la dinamización de la economía, gracias a esta mano de obra.

P.M.V: ¿Cómo están manejando los brotes de xenofobia  que se empiezan a ver cada vez con más fuerza en diferentes parte de Colombia? 

J.F.E.: Protejamos no solo a los migrantes, tenemos que avanzar en mejores condiciones de seguridad para el país. Hay que combatir la xenofobia, la fórmula es transparentar la situación de seguridad y el marco delictivo.

Los colombianos no podemos olvidar lo que hemos vivido por años en el exterior, sentirnos discriminados por culpa de las acciones de terceros.

No podemos culpar a los extranjeros por todo lo malo que pasa en nuestro país. Decirle no a la xenofobia comienza en cada uno, con pequeñas acciones. 

 

P.M.V: ¿Cómo ve el panorama a 5 años del fenómeno de la migración en Colombia?

J.F.E.: Mientras no haya una verdadera democracia en Venezuela, la migración continuará y nosotros como país receptor debemos adaptarnos y transformar esta crisis en una oportunidad. 

 

P.M.V: Migración Colombia ha hecho muchas innovaciones en tecnología para el ingreso y salida de personas regulares. ¿Qué viene en esa línea? 

J.F.E.: Vamos a trabajar en todos los frentes. La tecnología es una herramienta fundamental para lograr nuestros objetivos, pero son nuestros oficiales, su dedicación, su entrega, su esfuerzo, lo que lo hacen posible.

Pero la tecnología sola no puede, necesitamos continuar capacitando a nuestros oficiales y mirar la posibilidad de ampliar  la planta de empleados. 

 

P.M.V: En el recorrido que está haciendo por las zonas de frontera y otras regiones, usted dijo que para entender el impacto de la migración no sólo hay que conocer las razones por las que la población está migrando. ¿Qué medidas están trabajando para estas comunidades? ¿Qué escenario encontró en La Guajira y en Norte de Santander?

J.F.E.: Durante las visitas iniciales encontré un drama crudo. Niños que demandan protección del Estado y del mundo; niños con discapacidad, familias sufriendo. Encontré muchos dramas pero también mucha solidaridad de las comunidades receptoras y de las organizaciones internacionales. Estaremos ahí, hay alcaldes y gobernadores con ganas de trabajar hombro a hombro con el Gobierno Nacional para darles la mano a los venezolanos y a las comunidades receptoras. 

 






¡Comparte!





Al suscribirme, acepto los términos y condiciones y autorizo el tratamiento de mis datos personales conforme a las finalidades y demás condiciones descritas en la política de tratamiento de datos personales de SEMANA.

Nuestros aliados: