Un proyecto de:

EDUCACIÓN






¿Rajada la integración escolar de los niños venezolanos?

Más de 500.000 venezolanos menores de 18 años están en Colombia. Integrar a esos migrantes es un reto que puede beneficiar al país, si logra garantizarles educación de calidad. El timbre suena para que Colombia lleve a los niños venezolanos a las aulas.




Educar en la migración: la tarea para integrar a los niños venezolanos

Rectores y maestros han tenido que ajustarse para acoger a los niños venezolanos. Además del aumento de trabajo, deben acompañar a los padres de familia, a quienes les cuesta aceptar que sus hijos deben retroceder un curso porque lo que aprendieron en Venezuela no corresponde a lo que se enseña en Colombia.




Más allá del abc: las necesidades de los estudiantes venezolanos en Colombia

Los niños venezolanos que llegan a Colombia no solo necesitan atención escolar. La experiencia de otros países que han recibido migraciones ha demostrado la importancia de prestar atención a la salud mental, tanto de los que llegan como de las poblaciones que los reciben.




"La educación es una herramienta de integración": secretaria de educación de Cúcuta

Con casi 10.000 estudiantes venezolanos, el sistema educativo en Cúcuta enfrenta una gran prueba. Garantizarles educación de calidad a estos niños pasa por destinar recursos y aumentar la carga laboral de los docentes. ¿Cuáles son las estrategias de la ciudad para acoger a los migrantes?




La escuela: entorno protector para los niños venezolanos en Colombia

Además de garantizarles el derecho a la educación, los colegios son espacios seguros para los niños migrantes. En muchos casos, estos menores llegan al país luego de vivir situaciones difíciles y episodios traumáticos, como las separaciones familiares y los peligros del camino.




Así lucha una maestra para que los niños venezolanos estudien en una comunidad wayuu

Georgina Deluque, directora del centro etnoeducativo número 6 en Maicao (La Guajira), protege los derechos de los inmigrantes desde 2011, cuando les abrió las puertas a estudiantes de Venezuela, aún en medio del hacinamiento y la falta de recursos.